MIAMI.- Los inquilinos de un edificio de apartamentos de Miami Beach, propiedad del alcalde de Surfside, tendrán poco más de un mes para desalojar sus apartamentos luego de que recibieran un correo electrónico en el que se les indica que sus contratos de arrendamiento serán cancelados para completar reparaciones que necesita la edificación, según informó el canal 7News.

El alcalde de Surfside, Charles Burkett, explicó que el correo electrónico no era una orden de desalojo, sino un aviso de que los residentes tienen que irse durante dos o tres meses mientras se realizan las reparaciones, a lo que agregó que los residentes pueden regresar al edificio una vez que se realicen las reparaciones.

Te puede interesar

Los residentes de Lois Apartments, en 2001 Bay Drive, recibieron el mensaje el jueves.

"Piensan que será mejor que nos vayamos porque será demasiado peligroso o necesitarían espacio para continuar trabajando en el edificio. Podrían habernos dicho como con un mes de anticipación o con un poco más de tiempo para prepararnos", dijo un inquilino.

La administración del edificio informó que han determinado que es demasiado peligroso que el edificio permanezca ocupado durante la "construcción intensiva".

"Para los inquilinos que pagaron el alquiler a tiempo y que no han dañado su unidad, se reembolsará el alquiler no utilizado, al igual que el depósito de seguridad completo", decía el correo electrónico.

El edificio resultó afectado durante el huracán Irma en 2017 cuando un árbol grande cayó, con lo que algunos balcones y el ascensor del complejo resultaron averiados. Burkett quiere completar la inspección de 40 años cuanto antes, según la carta.

“Llevamos casi un año con el ascensor averiado. Para mí ha sido duro y para mi familia porque cada vez que vamos a hacer la compra tenemos que subir tres veces con tres paquetes de agua hasta el tercer piso, donde vivo”, comentó un inquilino a 7News.

Los residentes tendrán hasta el 24 de octubre para desalojar el edificio.

A raíz de la tragedia ocurrida en Surfside en junio pasado, los gobiernos municipales de la zona han agilizado los procesos de recertificación de 40 años que exige la ley.

El ayuntamiento de Surfside envió recientemente cartas en las que indica que todos los edificios frente al mar que tengan más de 30 años de antigüedad y más de tres pisos de altura deben contratar ingenieros para iniciar las certificaciones que la ley requiere a los 40 años de construcción.

La Ciudad también está solicitando a los propietarios que contraten ingenieros geotécnicos registrados para analizar los cimientos y los suelos subterráneos.

Hay expertos que aseguran que el colapso del condominio de Surfside, que dejó 98 muertos en junio pasado, podría conllevar a un mayor fortalecimiento de los códigos de construcción en el estado, que se actualizaron por última vez tras el huracán Andrew en 1992.

De hecho, en condados como Miami-Dade se estudia la posibilidad de reducir de 40 años a 30 años el tiempo de las inspecciones a edificios. La alcaldesa condal Daniella Levine Cava y el presidente de la Comisión del Gran Miami, José “Pepe” Díaz, están al frente de un panel que se propone modificar el periodo de las inspecciones.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42.01%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.4%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.58%
54541 votos

Las Más Leídas