@sergiootalora
sotalora@diariolasamericas.com

La prohibición de rifles de asalto en Florida podría llegar a la boleta electoral en los comicios de 2020, si la iniciativa, impulsada por familiares de las 17 víctimas de la masacre en la secundaria Marjory Stoneman Douglas, logra obtener más de un millón de firmas primero.

De acuerdo con analistas, está vía es la única que le ha quedado a la ciudadanía para poder hacer cambios que nunca pasarían por el camino parlamentario. Con un gobernador y las dos cámaras republicanas, es improbable que logre pasar a la plenaria de Senado y Cámara un proyecto de prohibición de rifles de asalto de corte militar.

Y si al final es aprobado, es casi seguro que la ley sería vetada por el gobernador.

Tanto la enmienda sobre la marihuana medicinal, apoyada por más del 70% del electorado, como la de la recuperación de los derechos civiles (entre ellos el del voto) a aquellos que hayan cumplido su pena en la cárcel, pero que no hayan cometido asesinato o delitos sexuales, fuero iniciativas extraparlamentarias que lograron llegar a la Constitución estatal gracias al poder del voto.

Las firmas

Con el tema de la prohibición de los rifles de asalto, que apoya el 69% de los floridanos de acuerdo con una encuesta realizada por la Florida Atlantic University días después de la tragedia en Parkland.

Quienes quieren llevar esa iniciativa a la boleta electoral tendrán que recolectar más de un millón de firmas para garantizar que se pueda cumplir la cifra legal exigida, que es cerca de 800.000. Hasta el momento, se han recogido 88.000.

Esta idea ya tiene el rechazo frontal de la Asociación Nacional del Rifle. Su vocera en Florida, Marion Hammeren, en declaraciones para en Tampa Bay Times, indicó que “esta petición busca prohibir prácticamente todos los rifles y armas de fuego que existen hoy en día en Estados Unidos, a excepción de los rifles y revólveres que dispara un solo tiro a la vez. Es un intento descarado de engañar a los floridanos”.

El costo de una operación como la de recolectar firmas en toda la Florida cuesta millones de dólares. La organización Ban Assault Weapon Now (prohibir las armas de asalto ya), que está en esa tarea, apenas ha recolectado 439.000 dólares en un año, según lo informó Tampa Bay Times.

Quedan más de un año para cumplir la meta. Por lo pronto, este 14 de febrero se cumple un año de la matanza. Se han destinado más de 200 millones de dólares para la seguridad en las escuelas de la Florida, y sigue en debate si se debe dejar armar a los maestros, previo entrenamiento, o sólo debe haber policías uniformados en los centros educativos.

Embed

La gran preocupación de algunos padres de familia es que el asesino que entró a la secundaria de Parkland le tomó apenas tres minutos para acabar con la vida de 14 estudiantes y tres profesores.

Embed

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el régimen cubano aceptará los verdaderos resultados del referendo constitucional?

Las Más Leídas