MIAMI.- El mundo se paraliza. Cada día nos levantamos con la letanía de buscar las cifras de las personas muertas o infectadas por la pandemia de coronavirus. Somos testigos de cómo millones de familias han sido lanzadas a la peor de las miserias. Somos víctimas de un descontrolado virus que nos ha encerrado en nuestras casas, a observar desde las ventanas cómo la economía cae a pedazos.

De existir un responsable de estas terribles consecuencias, ¿puede ser juzgado por un tribunal de los Estados Unidos?

Te puede interesar

Algo así intenta establecer una firma de abogados de Florida que, en representación de cuatro clientes locales, alega que “China no informó, ni contuvo el virus, ni reveló el número real de casos a tiempo y lo que hizo fue esconder todo lo que sucedió dentro de Wuhan, el tristemente célebre epicentro de la pandemia de coronavirus”.

Con esos argumentos, la firma de abogados The Berman Law Group interpuso una demanda en el Tribunal de Distrito de los EEUU, en Miami, para el sur de Florida contra la República Popular China y contra todos quienes conocían que el COVID-19 era peligroso y capaz de convertirse en una pandemia.

La firma sostiene que “el Gobierno chino metió la cabeza en la arena o actuó teniendo en cuenta únicamente sus propios intereses económicos. Dicha conducta ha causado y seguirá causando muerte, lesiones personales y enormes daños económicos en EEUU y alrededor del mundo”.

Casualmente, la demanda colectiva fue presentada el mismo día que algunos pasajeros del transatlántico Princess Cruise Lines presentaron sus respectivas querellas contra la naviera por tenerles una semana de cuarentena frente a las costas de California.

Argumentos

The Berman Law Group desarrolla una teoría que explica cómo el COVID-19 se salió de control, según la cual “el Gobierno chino opera un laboratorio de investigación de armas biológicas en Wuhan. Es allí donde se encontraba el virus mortal”.

Los demandantes plantean que “es sabido que muchos empleados de laboratorios chinos, debido a los laxos controles de estos centros de investigación, en vez de incinerar los animales desechados por los laboratorios, como requiere la ley china, los venden en mercados locales, tal y como sucedió en este caso”.

“En ese laboratorio experimentan con coronavirus. Sí, se les escapó, ellos son los responsables”, sostuvo el abogado Matthew Moore, de Boca Ratón en entrevista aparecida en el periódico floridano Sun Sentinel.

La firma de abogados incluye en su súplica legal a varios departamentos de salud y de emergencias chinos, a la provincia de Hubei y la ciudad de Wuhan donde surgió el COVID-19 a finales de noviembre.

La ley

En el ámbito legal, en EEUU existe desde 1976 la Ley de Inmunidad Soberana Extranjera (FSIA, por sus siglas en inglés), que establece inmunidad a las naciones soberanas y sus agencias de ser demandadas en las cortes estatales o federales de los EEUU.

Para que la demanda prospere, la firma de abogados de Florida cita varias excepciones de la FSIA. Una de ellas señala que un gobierno extranjero no está cubierto por la inmunidad si el acto realizado fuera de los EEUU tiene conexión con la actividad comercial de dicho gobierno y el hecho tiene efectos directos en los EEUU.

Según Moore, “el 1 de enero había ocho médicos y científicos en Wuhan que querían contarle al mundo lo que allí sucedió. El 3 de enero ya sabían que se trataba de un virus con alto nivel de contagio y seguían diciéndole a su propia gente que no había nada de qué preocuparse. Ya el día 9 de enero, tenían constancia de que se trataba de un problema letal”.

Sin embargo el 3 de febrero, Xin Jinping, gobernante de China, en una conversación en la red social WeChat, criticó duramente al Gobierno de EEUU por haber implementado restricciones contra ciudadanos chinos a raíz de la epidemia y acusó a Washington de “crear y sembrar el pánico”.

“Valorar por cuanto podría ser la demanda es fantasear”, sostuvo Moore, y agregó “podría ser por miles de millones de dólares”.

Problema chino

Para el abogado Sergio Guzmán, “el gran problema de esta demanda radica en los límites del Derecho Internacional y los pactos que puedan existir entre China y EEUU”.

“La diligencia o el hecho fortuito ocurrió en otra jurisdicción y en otro país. Los demandantes deberían regirse por los estándares y las costumbres del país donde ocurrió el hecho. Y en países como China no existe ese nivel de querellas tan habitual en EEUU”.

Sin embargo Guzman estuvo de acuerdo al señalar que “es posible demandar a un país soberano. Hay un caso muy conocido aquí en la Florida que fue la demanda contra el régimen de Cuba por el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate. Pero aquel hecho ocurrió en aguas internacionales, a diferencia de este, que sucede en una provincia en el interior de China”, sopesó el letrado.

En el supuesto de que la demanda prospere, “el otro gran obstáculo es cómo cobrar el dinero al gobierno chino. Se podrían embargar algunas propiedades que tenga aquí en EEUU, pero eso crearía un gran problema”, concluyó.

Inmunidad

La inmunidad de jurisdicción significa la imposibilidad de ser demandado en las cortes de los EEUU. Una entidad extranjera, con exención jurisdiccional, no puede ser forzada a defenderse en un juicio en las cortes del país norteamericano.

Inmunidad en la ejecución significa que los activos del Estado extranjero en EEUU no pueden ser utilizados para satisfacer un mandato judicial. Un país extranjero tiene inmunidad de ejecución y sus activos pueden ser protegidos de acreedores judiciales, aunque haya perdido un juicio en los tribunales estadounidenses.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas