MIAMI.- María Alejandra Pérez lleva más de 19 años detrás de los sabores de la reconocida tienda Románicos Chocolates, un pequeño negocio que se especializa en regalos corporativos y personalizados que ofrece además todo tipo de presentaciones que van desde bombones, barras, pasteles, milkshakes y trufas hechas de manera artesanal para todo el que quiera disfrutar del delicioso manjar.

Aún no existen cifras que determinen las cuantiosas pérdidas que ha ocasionado la pandemia del COVID-19 en Estados Unidos y el mundo, y aunque Pérez se muestra optimista, admite que sí se vio afectada por los meses de encierro. “Gracias a Dios no fue tanto como a otra gente, pero tampoco ocurrió por obra del Espíritu Santo”, comenta.

Te puede interesar

“Cuando la cuarentena comenzó en marzo yo tomé medidas previas y tuve que despedir a una muchacha que no pude tener más, recorté horas de mi personal al igual que horas de operaciones e hice un plan de contingencia en términos de compra de insumos y materia prima. Ya en abril las ventas habían bajado en un 60% pero hay negocios en los que bajaron en un 70 y 80 porciento, en estos momentos estoy organizando mi negocio de forma semanal, yo pago mi nómina y mis gastos semanalmente, vivimos una semana a la vez y siempre que culmina doy gracias a Dios porque de esa forma llegaremos a diciembre. Como están las cosas cada día es un reto”.

Aunque Pérez consideró aplicar a los distintos créditos ofrecidos por el Gobierno federal para estimular a los pequeños comercios y salvarlos de un posible cierre, decidió apostar por otros métodos “la verdad es que no quería deudas de ningún tipo, así fue que me di cuenta de que tenía dos opciones: o me enfoco en perseguir a un banquero que me preste el dinero o me dedico a pensar cómo me reinvento en esto”, asegura.

Así es como Pérez se decidió por la reinvención y recurrió al internet y a las compras online como recurso de salvación. No escatima en contar los pasos que tuvo que realizar para mantenerse a flote “nosotros siempre hemos tenido nuestra página web y nuestro delivery, pero siempre recibíamos comentarios porque era muy complicado y traía muchos problemas, al cambiar la interface a una más amable me dedique a enviar un e-mail al día a toda mi base de datos –que gracias a Dios es grande– para que la gente supiera que continuábamos abiertos, cambié el delivery y nos dedicamos a realizar más promociones y ofertas porque entendimos que la gente quería estar en sus casa sintiéndose a salvo y la respuesta fue súper bonita”.

El resultado de la creatividad y rápida respuesta que Pérez tuvo para desafiar los efectos de la pandemia fue crear propuestas que calzaran en las necesidades de la gente. “comenzamos a crear productos para el día a día, por ejemplo: hicimos un kit que se llama Birthday in the distance (Cumpleaños en la distancia) que es un pastel que trabajamos para que pudiera viajar, viene con una tarjeta y una velita y puede ser enviada a cualquier parte de Estados Unidos, porque sabemos que la gente no se puede abrazar no pueden visitarse ni mucho menos hacer una fiesta”, comenta.

De igual manera paso con el huracán Isaías, que si bien no resultó en ningún daño, Pérez no desaprovechó la oportunidad, “yo me pensé en una promoción de ‘50% sólo por hoy’ en online y en la tienda y fue la locura. En el email coloque una frase que decía ‘con todo lo que hemos pasado este año lo menos que queremos es un huracán’ y fue la locura, al final el chocolate es una excusa para concertarse con otros porque si tú puedes enviar chocolates, puedes enviar amor, esa es mi visión”, asegura.

Pérez continúa con su ardua labor con miras a proyectarse favorablemente para el cuatro trimestre del año donde espera nivelar su negocio. “Uno como pequeño negocio tiene la ventaja de ser mucho más flexible que una compañía mucho más grande, tenemos menos recursos, es verdad, pero también hay la posibilidad de reinventarse, cuando comenzó esto dije ‘si me tengo que poner a hacer tapabocas para vender los hacemos, pero yo me niego a cerrar’, aprendí que lo más importante es conectarse con el clientes”, dice satisfecha.

Pérez hace una recomendación de chocolates para calmar el alma y satisfacer el paladar “Un chocolate con champaña para olvidar las penas, el de passion fruit (parchita o maracuyá) para que veas que hay cosas más ácidas, y el de picante para sentir que la vida tiene sentido.

Románicos Chocolates está ubicados en el 2337 Coral Way Miami, Fl. 33175. www.romanicoschocolates.com; Facebook, Instagram: @romanicoschocolates. Twitter: @romanicos_chocos

@mr.jjblanco

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Miami-Dade podría iniciar el 30 de septiembre el regreso escalonado a las clases presenciales. Así lo recomienda el superintendente Alberto Carvalho. Para Usted...

Es una muy buena noticia para los estudiantes y sus familias. Ya era hora
Es importante que las escuelas cumplan todos los protocolos para evitar contagios
Creo que es apresurado. Los padres deben ser quienes decidan si envían o no a sus hijos
Debemos esperar un poco más. Que la escuela se aliste, ok, pero que la realidad decida
ver resultados

Las Más Leídas