sotalora@diariolaamericas.com
@sergiootalora

MIAMI.- Algo que ha dejado al descubierto la destrucción de varios de Los Cayos de la Florida por el paso del huracán Irma, es la solidaridad entre los habitantes, según lo afirmó Joe Carrillo, un investigador privado que, en estos momentos, trabaja de voluntario en la importante tarea de que la ayuda llegue a los damnificados.

“Ha llegado mucha ayuda, pero hay vacíos que se deben llenar”, indicó. En uno de los cayos afectados, Big Pine, hay una ciudadela de carpas de campaña ocupadas por las personas que lo perdieron todo por la ferocidad de los vientos de la tormenta.

Allá, por ejemplo, la comida llega hasta la puerta pero no a las cocinas, según lo relató Carrillo. “Hay 10 o 20 voluntarios que la están moviendo hacia esas cocinas para que preparen los alimentos”. En Maratón hay un parque de casas móviles con gente muy necesitada. “Allá vamos a llegar con un camión inmenso con donaciones, camas, almohadas, hay muchos niños y animales domésticos”, informó Carrillo.

De acuerdo con este voluntario, con el paso de las horas la situación en esa zona de desastre cambia de manera positiva, pero hay pobladores a quienes aún no les ha llegado ninguna clase de contribución.

Cayos
El impacto del huracán Irma, que tocó tierra en los cayos de la Florida con categoría 4, fue devastador, tal y como muestra esta fotografía.
El impacto del huracán Irma, que tocó tierra en los cayos de la Florida con categoría 4, fue devastador, tal y como muestra esta fotografía.

Miembros de una iglesia de Palmetto Bay llevaron una cocina hasta la planta de Coca-Cola, en Big Pine, para alimentar, a diario, a 10.000 personas.

El gobernador Rick Scott anunció este jueves que los estudiantes de 48 condados del estado podrán tener alimentación gratis en sus colegios hasta el 20 de octubre.

Congreso

El presidente del Congreso federal, Paul Ryan, visitó la zona afectada en Los Cayos. Felicitó los cuerpos de emergencia y a los residentes del Estado del sol por la manera organizada como se llevó a cabo la evacuación más grande que ha habido en la historia de la Florida.

Prometió que habrá más ayuda federal y que su presencia era para ver de primera mano el daño producido por el huracán y evaluar la situación.

Los habitantes de los Cayos de Florida trabajan en el impacto de Irma

Mientras tanto, la tarea es ardua. FEMA (la agencia federal de administración de emergencias) ya dijo que se quedará en los Cayos por el tiempo que sea necesario.

Carrillo resaltó el hecho de que la gente tiene una actitud de compartir y brindar una mano amiga ante las dificultades. “Si el mundo fuera como lo que se está viviendo en los Cayos, estaríamos mucho mejor”, afirmó. Precisó que pobres y ricos “están en el mismo bote”, personas que se quedaron sin nada y necesitan ayuda.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario