La base de una verdadera democracia depende de que sus ciudadanos tengan el derecho y la oportunidad de votar. El voto es un derecho garantizado a todo ciudadano bajo la Constitución de los Estados Unidos.

Es más, muchas de las personas que buscan una vida mejor en los Estados Unidos también buscan poder votar y tener la voz libre que ofrece nuestro sistema democrático.

Te puede interesar

En noviembre de 2018, más de cinco millones de personas en la Florida votaron a favor de la Enmienda 4 que repone el derecho al voto a personas que fueron convictas de un delito mayor y que cumplieron sus condenas.

Por otra parte, el Congreso estatal adoptó una ley, que el gobernador validó con su firma, sobre cómo implementar la Enmienda 4 que entró en vigor el 1ro. de julio de 2019.

Esta nueva ley nos da un mecanismo para devolverle el derecho al voto a la mayoría de las personas que fueron convictas de un delito mayor y que cumplieron las sentencias, menos aquellos convictos de homicidio o crímenes sexuales.

Todos los que hemos trabajado juntos para cumplir con la Constitución de la Florida y la nueva ley, lo hemos hecho porque es lo que requiere la ley pero también porque es lo adecuado.

Además de mi equipo, también colaboró el defensor público de Miami-Dade Carlos J. Martinez, el secretario de las cortes Harvey Ruvin, el jefe de la oficina del abogado regional Eugene Zenobi, los legisladores estatales Kionne Mcghee y Jason Pizzo, y Desmond Meade, presidente del Florida Rights Restoration Coalition.

La ley cumple y mantiene la pena recibida, y requiere que ésta sea cumplida en su totalidad antes de que el derecho al voto sea otorgado. Pero también remueve la barrera de costos y gastos administrativos que no están asociados con la orden de pena judicial.

Una orden de la corte contiene todos los elementos de la pena impuesta por el juez. Incluye cosas como tiempo en cárcel o prisión, probatoria, libertad condicional, restitución y multas.

Cuando la persona cumple con su sentencia, puede pedir que le repongan su derecho al voto. Es importante clarificar que la sentencia no incluye obligaciones monetarias, así como costos y gastos de la corte. Eso viene en una orden aparte.

Antes de explicar el proceso, es importante que sepan:

  • Cualquiera convicto de un delito mayor que ha cumplido su sentencia, y quiere recuperar el derecho al voto, tiene que iniciar el proceso.

Las cortes de Miami-Dade solo pueden atender casos en los cuales las convicciones de crímenes mayores que fueron impuestos en la Corte de Circuito del condado Miami-Dade.

  • Convicciones de otros condados, otros estados, o federales, no pueden ser atendidas en las cortes del condado Miami-Dade.

  • Si su caso fue desestimado o cerrado con retención de fallo judicial, no es necesario pedir el derecho al voto porque lo tiene.

Hemos identificado diferentes procesos para tres diferentes grupos de personas que pudieran calificar.

El primer grupo es de personas que ya han pagado la obligación financiera que está en su orden judicial, como restitución para víctimas y multas. Estos individuos pueden aplicar para obtener el voto por su cuenta sin tener que comparecer en corte.

El segundo grupo es compuesto por personas que todavía tienen obligaciones monetarias pendientes, pero ya han establecido un plan de pago con la oficina del Clerk of Courts. Este grupo tendrá que comparecer ante la corte para solicitar la restauración de su derecho al voto.

El tercer grupo es para aquellas personas que todavía tienen obligaciones monetarias pendientes, pero no han establecido un plan de pago con el Clerk of Courts. Estos también tendrán que comparecer en corte.

Obviamente, aquellos que pueden pagar sus obligaciones monetarias deben hacerlo, pero los que violan la ley debe ser hecho responsable por sus acciones. Nosotros pensamos que la incapacidad de pagar multas no debe ser un obstáculo para obtener el voto.

Como hemos visto, en casos involucrando víctimas, la orden judicial puede incluir restitución. Bajo la ley de la Florida, la restitución no puede ser renunciada, convertida, reducida o modificada de ninguna manera sin la aprobación explicita y por escrito de la víctima a la cual se le otorgo la restitución.

Las personas cuyos casos criminales incluyen pagar restitución y ellos buscan reducir la cantidad, tienen que pedir una audiencia en la corte. Estos casos se decidirán caso por caso bajo el criterio de la corte.

Como he dicho anteriormente, no procesaré a alguien que en buena fe se registre y vote pensando que es elegible basado a la Enmienda 4.

Sé que para algunas personas todavía tendrán preguntas o inquietudes sobre este tema y por eso es que estamos llevando esta información al público. Queremos dejarles saber sobre las oportunidades creadas por este plan y trabajaremos juntos para que este plan funcione para todas las personas del condado de Miami-Dade.

Para más información sobre la implementación de la Enmienda 4 y el proceso está en nuestra página www.miamisao.com en Internet

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario