domingo 16  de  junio 2024
DESCONTENTO

Indocumentados boicotean un discurso de Marco Rubio que obvia tema migratorio

WASHINGTON.- EFE

WASHINGTON.- EFE

Un grupo de indocumentados boicoteó un discurso del candidato presidencial republicano Marco Rubio en el que se refirió a sus raíces inmigrantes, pero obvió tratar la reforma migratoria, algo que siguen exigiendo activistas de todo el país.

El encuentro "Road to Majority", organizado por la organización conservadora "Fe y Libertad", concentra desde este jueves y hasta el sábado prácticamente a la totalidad de los aspirantes republicanos a la nominación de ese partido para las presidenciales de 2016.

Rubio, que abrió la ronda de ponentes ante una audiencia vinculada a las bases más conservadoras de los republicanos, centró su discurso en la necesidad de revitalizar la clase media, el tema que los analistas consideran que será el eje central de la campaña electoral.

El cubanoamericano puso como ejemplo a sus padres, que emigraron desde Cuba y trabajaron como empleados de hostelería, de que es posible "el sueño universal de un futuro mejor".

LEA TAMBIÉN: ¿Se desinfla la candidatura de Marco Rubio?

"Hoy estoy en un salón de un hotel y eso es lo que mi padre hizo durante años trabajando como camarero. Siempre inicio mis discursos así porque es un recordatorio de que las oportunidades que he tenido son resultado de las experiencias de mis padres en este país", aseguró Rubio.

"Las oportunidades que yo he tenido son resultado directo del hecho de que yo crecí durante el siglo estadounidense", explicó Rubio, que quiso exponer sus propuestas para recrear de nuevo aquellos años de bonanza tras la II Guerra Mundial.

Molestias por parte de los indocumentados 

Pese a repasar un gran conjunto de propuestas si llega a presidente, entre ellas bajada de impuestos, reducción de las regulaciones financieras y acabar con la reforma sanitaria del presidente Barack Obama, Rubio evitó pronunciarse sobre la reforma migratoria ante una audiencia reacia a ese debate.

En mitad de su intervención, varios activistas indocumentados, algunos de ellos beneficiados temporalmente por la acción diferida de Obama, interrumpieron a Rubio al grito de "extiendan DACA, implementen DAPA".

DACA son las siglas de las medidas ejecutivas de alivio migratorio para jóvenes que se educaron en este país, mientras que DAPA, suspendida por un juez federal al igual que la ampliación de DACA, es la acción diferida para padres indocumentados de hijos que son ciudadanos o residentes permanentes.

LEA TAMBIÉN: Marco Rubio defiende poder militar estadounidense

Sergio Varela, uno de los que obligó a callar a Rubio, aseguró en una entrevista posterior con Efe que estaba indignado por el hecho que un político que tiene orígenes inmigrantes no mencionara una sola vez que las oportunidades de las que habló fueron gracias a medidas migratorias.

"Mi padre tuvo que dejar el país por ser indocumentado y yo, pese a que me he beneficiado por la acción diferida, estoy en riesgo. Rubio no debería olvidarse de hablar de reformas en inmigración", aseguró Varela.

El joven se ha beneficiado de la acción ejecutiva del presidente Obama para indocumentados que se educaron en EEUU y ahora estudia, tiene dos trabajos y manda dinero a sus padres.

Rubio, uno de los favoritos en la carrera presidencial republicana, se ha mostrado favorable a que la reforma migratoria incluya un camino que eventualmente conduzca a la ciudadanía, pero siempre que se refuerce la seguridad fronteriza.

Varela y otra decena de estudiantes recorrieron junto con otros inmigrantes los 4.500 kilómetros que separan el estado de Washington (oeste), donde residen, y la capital del país para protestar ante los principales líderes republicanos y frente a la Casa Blanca.

Tema migratorio

El debate migratorio, que se ha enconado con la suspensión judicial de los decretos de alivio migratorio de Obama y la falta de compromiso en el Congreso para aprobar una reforma que regularice a 11 millones de indocumentados, es algo que los republicanos evitan de cara a las primarias, donde las bases conservadoras son clave.

Otro aspirante republicano a presidente con orígenes cubanos, el senador Ted Cruz, fue el que más encandiló a la audiencia con un discurso en el que aseguró que la actual administración pone en peligro la libertad de credo.

Cruz, quien tampoco tocó el tema migratorio, aseguró que para que un republicano gane las elecciones en 2016 la clave será movilizar a los votantes evangélicos y católicos, pese a que, según los datos de las presidenciales de 2012, el colectivo decisivo para la victoria de Obama fueron los hispanos.

"Hay ahora mismo 90 millones de evangélicos en Estados Unidos y 50 millones se quedan en casa (y no votan). Si vamos a darle la vuelta al país, tenemos que movilizar a personas de fe", aseguró el senador por Texas. 

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar