Cuando en mayo pasado trascendió la noticia de que el embajador de la cúpula dictatorial venezolana en Italia, Julián Isaías Rodríguez Díaz presentaba su renuncia, surgieron una serie de interrogantes acerca de este enigmático personaje que a la sombra del chavismo amasó una cuantiosa fortuna.

Algunos de los escándalos con los que se le relacionan; su presunta fidelidad a personajes de los que ahora pretende tomar distancia, así como el origen de los caudales con el que se asegura ha adquirido bienes que no aparecen registrados a su nombre, son algunos de los aspectos que forman parte de una investigación de DIARIO LAS AMÉRICAS, que ofreceremos en nuestra edición del 15 de junio próximo.

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario