MIAMI.-RUI FERREIRA
Especial
@ruiefe

Marco Rubio siempre quiso hacer historia y este SuperTuesday lo logró. Es el primer senador en Estados Unidos que pierde unas primarias en su propio estado.

En un discurso que se movió entre lo político y lo místico, el senador cubanoamericano de 44 años culpó de la derrota a las fuerzas vivas del partido republicano de haber abandonado los principios conservadores que, en su opinión, pertenecen a las personas simples. “Ustedes no podían hacer nada más. Aunque estamos del lado correcto este año no estamos del lado ganador”, dijo.

Y pasó al ataque con una modestia disfrazada. Al culpar las fuerzas vivas las acusó de no haber sabido responder a las confrontaciones de la gente y que eso trajo como consecuencia que el electorado le ha perdido el respeto a los políticos, incluso antes de que el Tea Party apareciera en el mapa político. Y nada más. No habló ni se atribuyó errores, nada más que admitió que su mensaje no llegó al electorado.

El declive de Marco Rubio comenzó en la misma noche en que fue electo senador en 2010. Tan pronto se supo de su victoria, en el acto de celebración en el Hotel Biltmore de Miami, los estrategas políticos que lo rodearon comenzaron a regar entre los periodistas de que Rubio tenía madera de presidente. Algunos incluso más atrevidos mencionaban directamente de que se postularía en el 2016. Con el pasar de los años ese rumor nunca desapareció y el senador nunca hizo ningún esfuerzo para pararlo. De hecho parecía gustarle la idea, creyendo incluso que podía llegar a la Casa Blanca siendo senador de un solo mandato.

Pero Marco Rubio no es Barack Obama. Aunque no tiene grandes dotes oratorios lo cierto es que la sagacidad política no es su fuerte y nunca entendió que era muy difícil que el estamento político republicano aceptara un mandatario hispano, principalmente después que el partido fue tomado por asalto por el Tea Party. El surgimiento en la campaña del ex gobernador de Florida, Jeb Bush, y el magnate inmobiliario Donald Trump, vinieron a complicar las cosas y en vez de frenar su postulación, Rubio cometió el error más serio de su carrera política porque por las reglas del Estado del Sol pierde su puesto de senador en enero.

Las primarias de este martes en Florida se caracterizaron por otro hecho extraordinario. Las encuestas previeron milimétricamente la victoria de Trump. No se equivocaron ni por 1%. El empresario saludó a su contendiente a quien reconoció que lanzó una campaña “muy fuerte” en un corto discurso en West Palm Beach, donde bajó el tono agresivo pero asumió la victoria. “Que noche más fantástica”, dijo.

Como fantástica fue para la exsecretaria de Estado Hillary Clinton que arrasó en Florida con 67% de los votos, más que todos los demás candidatos, incluyendo republicanos. Tanto que ella no tuvo recato en decir a sus seguidores que ahora no hay quien la pare. “Estamos venciendo”, gritó.

A partir de ahora la dinámica de la campaña ha cambiado. Los resultados en Florida han introducido nuevos factores y levantado varias incógnitas. Ahora lo clave es a quién apoyará Rubio, si a Trump o al senador Ted Cruz, la opción más probable. Como también es posible que Jeb Bush le dé el mismo apoyo, a juzgar por los rumores que inundaron Florida anoche, principalmente después que se supo que su hermano Neil es el jefe de finanzas de la campaña de Cruz.

A los republicanos, si quieren impedir que Trump llegue a la Casa Blanca, solo les queda una alternativa: que todos los candidatos que quedaron en el camino apoyen a Cruz. Bueno, todos menos uno, porque el neurocirujano Ben Carson ya se decantó por el magnate inmobiliario. Quizá tiene la mirada puesta en la vicepresidencia.

 

LEA TAMBIÉN:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.98%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.4%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.62%
50800 votos

Las Más Leídas