MIAMI.- En el marco de la conmemoración del 10 aniversario de la muerte en oscuras circunstancias del opositor Oswaldo Payá y Harold Cepero, Esteban Bovo, alcalde de Hialeah, anunció la creación de un memorial donde se rinde al tributo al luchador por la libertad de Cuba y aquellos que luchan contra los regímenes dictatoriales en todo el mundo.

Al evento, que se efectuó este miércoles 27 de julio en Walker Park, Hialeah, asistió la viuda de Payá, Ofelia Acevedo, junto a Reynaldo Isaias, Rosa María Payá, hijos del insigne luchador cubano, autoridades locales y miembros de la comunidad.

“Como muchos sabemos Payá fue un disidente cubano que mantuvo una lucha pacífica contra el régimen de la isla en un proyecto en que trató de involucrar al pueblo cubano como forma de alcanzar el control de su propio destino. La reacción del régimen fue asesinarlo”, sostuvo el alcalde de Hialeah.

Sobre la Plaza Freedom, en 800 West 29th Streeet, Hialeah, el lugar donde estará enclavado el memorial, Bovo señaló que “en la ciudad de Hialeah queremos honrar a todos aquellos que han dado su vida en por la libertad”.

Por su parte, Rosa María Payá expresó agradecimiento a la ciudad de Hialeah “por las muestras de admiración y cariño por el legado de mi padre y su figura”.

“Para nosotros en muy importante que el décimo aniversario del asesinato de mi padre y Harold Cepero se convierta en un grito contra la impunidad que el régimen cubano está disfrutando en estos momentos, tras llevarse a la cárcel a más de mil cubanos simplemente por decir lo que piensan en las calles”, sostuvo Rosa María, fundadora del movimiento CubaDecide.

“También es un momento para recordar y enfatizar esa obra, ese camino de liberación, ese legado de liberación personal de movilización ciudadana que mi padre llevó adelante y ha florecido en el pueblo cubano. Lo hemos visto en las manifestaciones del 11 de julio del año pasado y lo estamos viendo en estos momentos”.

Paya afirmó que el pueblo cubano, que vive fuera de la isla, en el exilio, ha estado muy movilizado durante este año. A pesar de eso, instó a seguir movilizado, “a seguir alzando la voz todos, desde los representantes electos, hasta el último ciudadano o residente cubano en los EEUU. Tenemos que seguir presionando porque falta acción”.

Instó a las autoridades federales a alcanzar el liderazgo internacional en favor de la libertad de Cuba, a “denunciar la ilegitimidad de ese régimen, exigir la libertad de los presos políticos, establecer las sanciones necesarias contra los individuos que están causando sufrimiento al pueblo cubano, desde la cúpula del partido comunista y la seguridad del estado, hasta el último juez que mandó a prisión a niños por decir lo que piensan”.

Denunció que se están dando pasos en la dirección que coincide con la agenda del régimen cubano. “Eso es muy peligroso”, acotó.

No obstante, se mostró optimista. Consideró que “estamos a punto de alcanzar el sueño de mi padre. Eso se lo debemos al pueblo cubano, que tal y como decía mi padre, ha asumido la responsabilidad de ser el protagonista de nuestra propia historia. El pueblo de la isla está asumiendo el mayor riesgo posible que es la propia vida y la seguridad. Por ello es tan importante reclamar el merecido apoyo de la comunidad internacional a ese pueblo que está siendo el protagonista del cambio”, insistió.

Por su parte, Sergio Lastre, autor del monumento, sostuvo que para él significa un honor, como residente de la ciudad de Hialeah, poder dejar este importante legado.

El artista dijo haber recogido firmas para el Proyecto Varela en la Habana junto a su esposa. “De alguna forma, ya estaba conectado al Movimiento Cristiano de Liberación”, que encabezó el extinto líder.

El memorial consistirá en dos murales, de ocho pies de ancho por ocho pies de alto, con la imagen de una mano, de los colores de la bandera cubana, formando, con los dedos índice y pulgar, una “L” de Libertad. "Ese símbolo de lucha que introdujo en Movimiento Cristiano de Liberación y ahora usan todos los opositores a la dictadura en Cuba". El otro mural tendrá un perfil del luchador.

Oswaldo Payá fue el líder del Movimiento Cristiano de Liberación y fundador del Proyecto Varela que pretendía llevar la democracia a la isla de forma legal, amparado en la propia constitución. Para ello lanzó una campaña de recogidas de firmas, en apoyo a un referéndum para democratizar el país a través de un cambio constitucional, el establecimiento de la libertad de asociación, expresión, de empresa y amnistía para los presos políticos. Increíblemente a pesar del entorno represivo creado por el régimen, la valiente campaña tuvo un éxito abrumador. Recogió más de las firmas necesarias para poder convocar la consulta popular.

La respuesta de la dictadura en Cuba fue violar su propia ley y años más tarde Payá murió en un extraño accidente de tráfico, del que testigos y evidencias apuntan a un complot para asesinar al líder opositor.

El Gobierno cubano no reabre el caso para que se realice una investigación independiente.

En 2002, Payá recibió el premio Andrei Sajarov a los Derechos Humanos del Parlamento Europeo y en cinco ocasiones fue nominado al Premio Nobel de la Paz.

cmenendez@diariolasamericias.com
@menendezpryce

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.87%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.63%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.5%
27146 votos

Las Más Leídas