Con el objetivo de crear conciencia entre la población para preservar el medio ambiente, cada 1 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Ecología. La fecha es propicia para que ONG y proteccionistas promuevan ideas pequeñas que se pueden poner en práctica y tendrán una gran repercusión positiva en el planeta.

Tener un pacto amigable con el ecosistema tiene como objetivo proteger la fauna y evitar que más especies se extingan o estén en riesgo de desaparecer. Cuidar la flora,evitar la tala indiscriminada, entre otro tipo de prácticas que atentan contra la Tierra.

Embed

Algunos consejos para colaborar día a día:

  • Reutilizar: Sustituir materiales de pulpa de papel y/o plástico (aluminio, servilletas, vajilla desechable) y optar por la tela y la cerámica.
  • Reciclar: Utilizar productos reciclados no sólo colabora con el medio ambiente sino favorece el ahorro en el hogar. Por lo que es recomendable no tirar los objetos sin antes ver cómo se puede volver a aprovechar.
  • Consumir frutas y verduras de temporada: Se trata de evitar las producciónes horto-frutículas intensivas en las que se utilizan cantidades enormes de agua, fertilizantes y pesticidas que contaminan.
  • Descongelar sin ayuda del grifo: No es de provecho dejar goteando una llave y utilizar el agua que cae para quitar el hielo de un alimento. Lo ideal es sacar del congelador y meter en la nevera o sacar el producto el día anterior.
  • Cero cloro y detergentes con fosfatos y tensoactivos químicos: Esta clase de productos no colaborar con el ecosistema.
  • Utilizar bombillas ecológicas: las bombillas fluorescentes compactas consumen sólo el 20% de energía que las tradicionales y duran ocho veces más.
  • Apagar las luces y los electrodomésticos: Todo aparato conectado consume energía y colabora con el calentamiento global.
  • No colapsar los desagües: Estos pequeños drenajes están diseños para que el agua corra, cualquier otro material o desecho puede obstruir.
FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario