BARCELONA.- El jefe del Gobierno de Cataluña, el independentista Joaquim Torra, anunció hoy que rompe relaciones con la casa real española y que no asistirá a ningún acto organizado por Felipe VI, aunque sí coincidirá hoy con el monarca en la inauguración de los Juegos del Mediterráneo, celebrados en la región española.

Torra fue muy crítico con el jefe del Estado español y lo acusó de "avalar la represión" y la "persecución" contra los independentistas en Cataluña, región que, a su juicio, "vive un momento de grandísima excepcionalidad".

Durante toda la semana, se había especulado con un posible plante de Torra al rey en la inauguración de los Juegos del Mediterráneo, una suerte de Juegos Olímpicos a pequeña escala en los que compiten los países bañados por este mar.

Finalmente, Torra anunció hoy que estará presente en el acto, al que acudirá Felipe VI y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez. Será la primera vez que los tres se encuentren. Sánchez y Torra asumieron su actual cargo hace apenas unas semanas.

Torra anunció, no obstante, que su Gobierno rompe relaciones con la monarquía española y que no invitará a partir de ahora a los reyes Felipe VI y Letizia a ningún acto oficial en Cataluña ni participará en los que organice la casa real.

En todo caso, hoy aprovechará la presencia del monarca español en Tarragona, ciudad catalana que acoge los Juegos del Mediterréneo, para hacerle llegar los informes que elaboró el defensor del pueblo catalán sobre los altercados registrados durante el referéndum ilegal que Cataluña celebró el pasado 1 de octubre.

"Hoy no iré a hacerme ninguna foto con el rey de España. No nos interesan fotografías con quienes avalan la represión", dijo en alusión al mensaje que Felipe VI ofreció el pasado octubre para instar a los poderes del Estado a asegurar el orden constitucional ante la celebración de la consulta sobre la independencia.

Esta semana, Torra y dos ex presidentes del Gobierno catalán (Carles Puigdemont y Artur Mas) enviaron una carta a Felipe VI para pedirle una reunión para hablar de la situación en Cataluña. La casa real remitió la misiva al Gobierno.

Por otra parte, Pedro Sánchez anunció al llegar a La Moncloa hace unos días su intención de tender puentes con el Ejecutivo catalán tras años de relaciones congeladas entre Madrid y Barcelona.

El Parlamento de Cataluña aprobó una declaración tras el referéndum ilegal para crear una república independiente. Eso llevó al Gobierno español, encabezado entonces por el conservador Mariano Rajoy, a intervenir la autonomía de la región, destituir al Ejecutivo de Carles Puigdemont y a convocar nuevas elecciones en la región.

A partir de entonces, la Justicia española abrió una investigación sobre el proceso independentista. Nueve políticos y líderes separatistas se encuentran actualmente en prisión provisional mientras que otros están fuera de España, entre ellos Puigdemont.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el proyecto de estadio de David Beckham en las cercanías del Aeropuerto de Miami debe ser aprobado?

Las Más Leídas