ROMA.- Andrea Napoli no encajaba con el perfil habitual de un paciente, pero una semana después de que Italia ordenara el aislamiento obligatorio, recibió un diagnóstico positivo de COVID-19.

Con sus 33 años, Andrea se encontraba en perfecto estado de salud, sin ningún antecedente de enfermedades respiratorias, y estaba en plena forma física gracias a entrenamientos regulares, incluido polo acuático.

Te puede interesar

Sin embargo, este abogado que vive en Roma, desarrolló síntomas de fiebre y tos menos de una semana después de que el primer ministro, Giuseppe Conte, ordenara el aislamiento obligatorio en todo el país, incluida la capital, donde las actividades habían continuado normalmente pese a que el virus se esparcía en el norte. Hasta ese día, Napoli seguía con su rutina de trabajo y sus salidas a correr y nadar.

Tres días después recibió un diagnóstico positivo de la enfermedad COVID-19.

Al principio se le pidió ponerse en cuarentena en casa con la advertencia de que el problema podría agravarse de repente, y sucedió. Al día siguiente fue hospitalizado en terapia intensiva, y las radiografías confirmaron que había desarrollado neumonía.

“Desafortunadamente, tienes que experimentar estas cosas para realmente entenderlas por completo”, comentó Napoli durante una entrevista vía Skype. “Tengo 33 años, excelente salud, y de repente me encuentro en terapia intensiva en menos de día y medio”.

En la mayoría de la gente, el coronavirus causa síntomas leves o moderados, como fiebre y tos que desaparecen en dos o tres semanas. Sin embargo, en algunos casos, sobre todo adultos mayores y personas con enfermedades preexistentes, puede provocar afecciones más graves, incluyendo neumonía y la muerte. La gran mayoría de la gente se recupera.

Napoli pasó nueve días respirando con ayuda de una máscara de oxígeno. Durante los dos días que estuvo en terapia intensiva en un hospital de Roma, en Italia, murieron tres pacientes en su pabellón. Relató que los médicos se quedaban sin aliento por estar empujando los equipos, vestidos con mascarillas, trajes y guantes de protección, y agotados por los largos turnos laborales y el estrés.

“Lo que vi fue mucho, mucho dolor. Fue muy duro”, comentó Napoli sobre la realidad que enfrentan a diario los trabajadores de la salud. “Escuché gritos de otras habitaciones. La constante tos de los otros cuartos”.

Tras otra semana en un pabellón para enfermos con COVID-19, el viernes fue trasladado a un hotel que está siendo utilizado para pacientes que se recuperan del virus, donde un médico lo revisa dos veces al día. Todavía no puede respirar adecuadamente y los niveles de oxígeno en su sangre no han vuelto a los niveles normales.

“Me canso muy fácil”, dijo. “Si sólo voy del baño a la cama me quedo sin aliento. Me duelen los músculos porque estuve en cama nueve días, sin la posibilidad de moverme. Así que no fue algo sencillo”.

En tanto, las autoridades de salud de Italia expresaron el domingo cierto optimismo de que las medidas que se han implementado están teniendo un impacto dos semanas después. El número de casos positivos en las últimas 24 horas aumentó tan sólo 5,4%, para un total de 97.689.

Significativamente, el número de pacientes en terapia intensiva a nivel nacional subió en apenas 50, menos de la mitad de lo que se había registrado en los últimos días, ubicándose en 3.906. Y la cifra de muertes está en una tendencia en baja de aproximadamente 10% desde el viernes, con 756 decesos reportados el domingo.

Al inicio de esta semana, Italia seguía teniendo la mayor cantidad de fallecimientos en el mundo por el coronavirus COVID-19.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas