SINGAPUR.- El líder norcoreano Kim Jong-un lleva desde diciembre de 2011 gobernando el autoritario país comunista, autoproclamado potencia nuclear.

De edad sin confirmar que ronda los 35 años, el hijo del dictador Kim Jong-il y nieto del "presidente eterno", Kim Il-sung, impulsó desde entonces el desarrollo del programa nuclear del país, disparando las alarmas y aumentando las tensiones con Corea del Sur y Estados Unidos a un nivel sin precedentes, especialmente desde la llegada a poder de Donald Trump a comienzos de 2017.

Sin embargo, tras aquella escalada, dio un sorprendente giro este año: en abril congeló sus ensayos misilísticos, señalando que el trabajo con cabezas nucleares "había finalizado".

Además de por su escalada y posterior distensión en el conflicto nuclear, el mandato de Kim se ha destacado también por las purgas internas, que incluyeron a su poderoso tío Jang Song-thaek en diciembre de 2013 y al líder de las fuerzas armadas, Hyon Yong-chol, en abril de 2017.

Antes de su prevista cumbre con el presidente estadounidense Donald Trump el 12 de junio en Singapur, Kim ha destituido a otros tres funcionarios de defensa esta semana, reemplazándolos por otros más moderados, informó la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Entrado en carnes y de rostro redondo, es reseñable su parecido físico con su padre y aún más con su abuelo. Algunos especulan incluso que podría haberse sometido a una operación estética para aumentar ese parecido.

La falta de información sobre el solitario líder norcoreano lo ha convertido en una especie de enigma.

Kim Jong-un nació en 1983 ó 1984, hijo de la bailarina y tercera mujer de Kim Jong-il, Ko Yong-hi, que murió hace más de seis años de cáncer de pecho, según los medios. Al parecer, fue educado bajo un nombre falso en la Escuela Internacional de Berna, en Suiza, hasta 1998. El semanario suizo "L'Hebdo" informó en 2010 que Kim Jong-un abandonó la escuela a los 15 años sin haber completado sus estudios.

Sus compañeros de clase lo describían como tímido e introvertido, añadiendo que le gustaba esquiar y jugar al baloncesto. Admiraba al jugador de baloncesto Michael Jordan y al actor Jean-Claude Van Damme, según la revista.

Dennis Rodman, antigua estrella de la NBA que viajó al país comunista en cinco ocasiones desde 2013 para embarcarse en una inoficial "diplomacia del baloncesto", es una de las únicas personas que ha proporcionado a los medios estadounidenses información de primera mano sobre Kim.

En sus descripciones se refiere a él como un hombre simpático, al que califica como "amigo". Rodman asegura que Kim le dijo personalmente que no desea una guerra. "No puedo entender cómo la gente puede sentarse ahí y decir que es una mala persona", dijo en el show nocturno de Stephen Colbert el pasado diciembre. "Probablemente lo es, pero yo no vi eso".

Cuando Colbert mencionó informaciones de prensa que señalaban que Kim mató a su propio tío y lo tiró a los perros, Rodman respondió que el tío en cuestión había acudido a un partido de baloncesto en el país. "Su tío está bien", respondió.

En sus viajes, el deportista y Kim cantaron karaoke juntos, montaron a caballo y esquiaron, aseguró Rodman al diario "Good Morning Britain" en otra entrevista. "Apenas hablamos de política", dijo. "Hablamos de baloncesto".

Sus cinco viajes fueron siempre privados, al margen de cualquier delegación oficial. Sin embargo, Rodman se otorgó el crédito el pasado junio de la puesta en libertad por Pyongyang de Otto Warmbier, el estudiante estadounidense que murió poco después de volver a Estados Unidos tras pasar 18 meses encarcelado en el país comunista. Sin embargo, la familia del estudiante le restó cualquier mérito.

Rodman contó además que le había dado a Kim una copia del libro "The Art of the Deal" del propio Trump para ayudarle a entender mejor al presidente estadounidense.

"No hay nadie en la CIA que pueda decirte algo más personal sobre Kim Jong-un que Dennis Rodman, y eso da miedo", dijo en 2013 a ABC News Stephen Ganyard, un antiguo asistente del Departamento de Estado.

FUENTE: dpa
 

Deja tu comentario