MIAMI.- En medio de una inesperada restructuración de la Unión Europea y las tensiones con Estados Unidos, la canciller alemana, Angela Merkel, anuncia su retiro y pone a medio mundo a pensar quién asumirá el mando de la voz del Viejo Continente.

Calificada por unos como la nueva "líder del mundo libre" o "la última defensora de los valores liberales de Occidente", la líder germana, que nació y creció bajo la bota de una dictadura prosoviética en Alemania del Este, convirtió a Berlín en la capital económica europea tras la crisis financiera de 2008.

Tras 18 años en el poder, Merkel anunció que no volverá a aspirar a la reelección en 2021, cuando se cumpla su actual mandato y esto hace suponer que Alemania tendrá que buscar otra voz para mantener su influencia en el marco internacional.

Pero antes que eso suceda, Merker abandonará en diciembre la jefatura del partido Unión Cristianodemócrata (CDU), y aunque ella siempre pidió que la misma persona debe liderar agrupación política y gobierno, ahora no lo cree imprescindible para gobernar.

"Ahora necesitamos una canciller que tenga libertad de acción, especialmente para las grandes tareas europeas", señaló el comisario de Presupuesto de la Unión Europea, Günther Oettinger, según reportó la agencia alemana de noticias dpa.

Oettinger se refería a la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, cuyas negociaciones están prácticamente estancadas. Es la alta participación económica del viejo Imperio de los Mares en las tareas del conjunto de países europeos y las reclamaciones de ambas partes lo que dificulta el necesario acuerdo final.

Uno de los perjudicados podría ser el presidente de Francia, Emmanuel Macron, que depende del apoyo de Merkel para sacar adelante sus planes de reforma de la UE.

También el actual presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que necesita el apoyo de una voz europea fuerte ante la insistencia de secesión en Cataluña.

A esto se suman permanentes tensiones en la cuestión de los refugiados, la difícil situación económica de Italia, el auge de los populistas de ultraderecha y las elecciones europeas el próximo año.

Merkel, que es una clara europeísta y es capaz de exponer sin miedos los cambios en el panorama internacional, lleva tiempo apelando a la unidad europea para hacer frente a las políticas nacionalistas y aislacionistas de otros países.

En efecto, Merkel ha logrado sobreponerse a temporales financieros y mantenerse al frente de Alemania, mientras sus homólogos europeos iban cayendo. La líder alemana logró adaptarse a los cambios sucesivos de Gobierno en otros países. "Soy una persona que puede trabajar muy, muy bien con muchas personas. Soy conocida también por eso", reconoció la canciller alemana.

Ahora que la mayor economía europea prepara su sucesión, hay incertidumbre sobre quién tomará las riendas del gigante europeo y asumirá la tarea de Merkel, que "su admirable perseverancia" fue, como afirma la prensa germana, "diferente a todos los demás".

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas