El secretario de Estado para Asuntos Exteriores de Arabia Saudí, Adel al Jubeir, ha afirmado que el príncipe heredero del país, Mohamed bin Salmán, no ordenó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

"Sabemos que el príncipe heredero no ordenó el asesinato de Khashoggi ", ha dicho, antes de declinar hacer comentarios sobre unas informaciones de The New York Time en este sentido, tal y como ha recogido el diario local Saudi Gazette.

Las palabras de Al Yubeir llegan un día después de que la relatora de Naciones Unidas que encabeza las investigaciones sobre el asesinato, Agnes Callamard, afirmara que el periodista saudí fue "víctima de un asesinato brutal y premeditado, planificado y perpetrado por funcionarios de Arabia Saudí".

Callamard, que presentará su informe final en junio ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, resaltó que las investigaciones de su equipo son "un paso necesario, entre otros, para revelar la verdad y una rendición de cuentas formal".

Esfuerzos

En este sentido, destacó que los esfuerzos de Turquía para investigar el caso han sido socavados por Arabia Saudí. "Desgraciadamente, se facilitó un momento y acceso inadecuado a los investigadores turcos para que llevaran a cabo un examen profesional y efectivo de la escena del crimen, tal y como requieren los estándares internacionales de investigación", apuntó.

Así, explicó que el asesinato de Jashogi en el interior del consulado saudí en Estambul violó el Derecho Internacional y las normas fundamentales que rigen las relaciones internacionales, incluidas aquellas sobre el uso de misiones diplomáticas.

"Las garantías de inmunidad nunca estuvieron destinadas a facilitar la comisión de un crimen y exonerar a sus autores de su responsabilidad criminal u ocultar una violación del derecho a la vida", recordó.

En este sentido, argumentó que "las circunstancias del asesinato y la respuesta de los representantes del Estado (saudí) tras ello pueden ser descritas como 'impunidad por impunidad'".

Por otra parte, confirmó que su equipo ha tenido acceso a informaciones sobre las investigaciones turcas, incluidas partes de unas "escalofriantes y espantosas" grabaciones obtenidas por los servicios de Inteligencia del país, si bien subrayó que las mismas no han podido ser verificadas por su equipo hasta el momento.

El asesinato

Khashoggi, un periodista crítico con el régimen saudí que vivía fuera del país y que escribía para el diario The Washington Post, fue asesinado el 2 de octubre de 2018 en el interior del Consulado de Arabia Saudí en Estambul, donde había acudido para hacer los trámites para poder casarse con su prometida.

Tras varias declaraciones contradictorias sobre lo que le sucedió a Khashoggi, el régimen saudí reconoció que fue asesinado dentro de la legación diplomática por funcionarios que terminaron desmembrando su cuerpo.

Arabia Saudí ha afrontado una intensa presión internacional por el asesinato de Khashoggi, también por parte de Estados Unidos, su principal aliado, cuyo Senado ha aprobado una resolución que culpa directamente al príncipe por el crimen.

FUENTE: EUROPA PRESS

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el régimen cubano aceptará los verdaderos resultados del referendo constitucional?

Las Más Leídas