KABUL.- Tres ataques suicidas consecutivos sacudieron hoy la capital de Afganistán, Kabul, y dejaron al menos trece muertos, entre ellos siete civiles, cinco policías y un agente de seguridad, informó un portavoz de la Policía de Kabul, Hashmatullah Stanakzay.

Dos policías murieron y otros dos resultaron heridos en el oeste de Kabul cuando miembros de la milicia terrorista Estado Islámico (EI) atacaron una comisaría a las 11:30 (07:00 GMT), dijo el ministro del Interior afgano, Wais Ahmad Barmak.

El ministro informó de que cuatro milicianos murieron: dos abatidos por los agentes y otros dos que se volaron por los aires, uno cerca de la entrada al estadio en Dasht e Barchi, una zona chiita habitada por la minoría hazara, y el otro en una acera cercana.

El otro ataque se produjo cerca de la principal comisaría de policía de la zona de Shar e Naw, en el centro, que comenzó cuando un miliciano detonó su chaleco explosivo.

Tras la detonación, otros cuatro atacantes dispararon contra la comisaría y otras organizaciones cercanas, por lo que se desconoce cuál era el objetivo principal de los atentados. En las inmediaciones se encuentran también edificios del Afghanistan International Bank, la compañía de telecomunicaciones Etisalat y otras organizaciones privadas.

Los milicianos se atrincheraron en un edificio vacío. El portavoz de la Policía de Kabul Stanakzay dijo que el ataque acabó con los cinco atacantes muertos, siete horas después de su comienzo.

Stanakzay agregó que en el atentado fallecieron tres policías y un agente de seguridad de una empresa de telecomunicaciones, mientras que otros tres policías resultaron heridos.

El portavoz de los talibanes Zabihullah Mujahid reivindicó la autoría de estos ataque diciendo que los milicianos habían matado a numerosos "agentes y trabajadores enemigos".

Wahidullah Majroh, portavoz del Ministerio de Salud Pública, informó de siete civiles muertos y 17 heridos, sin especificar la cifra exacta de víctimas en cada atentado.

Los ataques de hoy tienen lugar tras el doble atentado del 30 de abril en Kabul, en el que murieron 25 personas, entre ellas nueve periodistas.

Paralelamente murieron otros seis policías por accidente en la provincia de Badghis, en el oeste del país, en un bombardeo. Un miembro del consejo provincial contó que el bombardeo iba dirigido a los talibanes, pero alcanzó a los agentes por error.

De momento no está claro si se trataba de un avión del Ejército estadounidense o de las fuerzas aéreas afganas. Estados Unidos y Afganistán han reforzado sus ataques contra los extremistas desde que el presidente norteamericano, Donald Trump, anunció el pasado agosto una nueva estrategia para el país e hizo que se trasladaran más tropas.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas