El esquema de fraude electoral se recicla en el continente para mantener a flote la ideología izquierdista que fallece en el mundo, pese al empeño insensato de gobiernos que desangran a sus países. Necesario es mencionar los bastiones elevados desde Cuba y Venezuela para ejemplificar estos sistemas de adoctrinamiento miserable.

En Honduras se ha depositado la atención regional tras las elecciones celebradas en ese país. Unos comicios cuyos resultados fueron rechazados con anticipación y violencia por el sector de la Alianza opositora al Gobierno del presidente electo, Juan Orlando Hernández.

Las manifestaciones de encapuchados armados con piedras y palos en las calles hondureñas son evidencia de una organización planificada. Lejos de expresiones espontáneas, estos disturbios no por casualidad se asemejan a los hechos vandálicos de afectos al chavismo, agrupados en los conocidos colectivos, que generan zozobra en Venezuela antes, durante y después de contiendas electorales.

El libreto delictivo está identificado por el Gobierno de Hernández. En una reciente entrevista radial, el secretario ejecutivo del Consejo de Ministros del Gobierno de Honduras, Ebal Jair Díaz, dijo que Nicolás Maduro y Manuel Zelaya organizaron “un esquema para atemorizar a la población”.

El objetivo es claro y predecible: evitar la presencia de electores en las calles y generar un clima de inestabilidad.

Al igual que en Venezuela, la prensa independiente en Honduras fue hostigada. Incluso, seguidores de Salvador Nasralla provocaron tensión en el centro de votación de los hondureños en Miami. Allí no llegaron a los golpes, pero sí a las agresiones verbales contra medios hispanos.

Y es que el poder en Tegucigalpa es una joya preciada dentro de un negocio global del que tampoco se alejan los ocupantes de Miraflores.

La teoría de fraude electoral solapa la intención del narcogobierno de Maduro en retomar el puente de tráfico de drogas desde Colombia hacia el norte del continente. Las aspiraciones del cártel venezolano en la distribución de cocaína no cesan pues se mantiene el clima de tensión anunciado por el opositor Nasralla, al reafirmar que se mantendrán en las calles y asomando el llamado a desobediencia civil.

El general venezolano en condición de retiro, Antonio Rivero, quien formó parte del círculo de seguridad del expresidente Hugo Chávez, ha denunciado que desde la Dirección General de Contrainteligencia Militar de ese país se ha establecido la infiltración de fuerzas de choque hacia la nación centroamericana. El propósito es la expansión de un clima de miedo en la población, para tratar de forjar una imagen de resistencia ciudadana a unos delincuentes que atacan con el rostro cubierto.

La estrategia ha resultado estéril en la población hondureña cuya intención de voto a favor de la reelección de Hernández ha sido ratificada por el organismo electoral de ese país. Este triunfo también fue reconocido por diversos gobiernos que se han pronunciado a favor de la institucionalidad democrática de Honduras, como Alemania, España, Francia, Italia, Canadá, Estados Unidos, Guatemala, Costa Rica, Colombia, Argentina, Brasil, entre otros.

Además, la veeduría de la Organización de Naciones Unidas fue testigo de una contienda electoral extendida a razón de la espera de resultados. La observación de este organismo ratifica también a Juan Orlando Hernández como presidente reelecto.

Ahora, el compromiso de esta administración, que tomará posesión el próximo 27 de enero, se enfoca en profundizar el diálogo con una Alianza que amenaza con sostener el enfrentamiento.

Habrá que esperar por estas semanas hacia el devenir de unos días que pueden ser inquietos por las mismas caras cubiertas de vándalos que son instruidos para crear destrucción y anarquía.

Este fracaso exportado desde Venezuela es producto de la misma franquicia que fabrica la Espada de Bolívar, esa que hacen caminar por América Latina y que ha sido entregada en réplicas como premios a la obediencia y sumisión, financiada por petróleo y cocaína.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué decisión debe tomar el Gobierno de EEUU con las familias de inmigrantes indocumentados en la frontera?

Mantener a las familias unidas bajo detención
Mantener a las familias unidas bajo supervisión
Detener a los padres y mantener a los menores bajo supervisión
ver resultados

Las Más Leídas