El coronavirus no creó los enormes problemas de cuidado de salud que afrontan las comunidades hispanas en los Estados Unidos, pero ha hecho evidente esta tragedia y no podemos ignorarla.

Los hispanos de la Florida son especialmente vulnerables a esta situación. La crisis financiera y sanitaria se superponen en la Florida en el marco del coronavirus. Y ambas crisis están siendo manejadas especialmente mal en nuestro estado. La Florida es el cuarto lugar en el país en el número de personas sin seguro médico, y nuestra economía, que depende del turismo, se enfrenta a una profunda recesión ante los miles de millones de dólares perdidos en ingresos fiscales de ventas y en rebajas tributarias que nuestro gobernador le dio al 1 por ciento de los más ricos de nuestro estado.

Te puede interesar

Nos enfrentamos a una emergencia fiscal y sanitaria que se podía haber minimizado con un mejor liderazgo. Lamentablemente, no ha sido así. Luego de un cierre parcial y tardío y una aún más irresponsable reapertura del estado, Florida se encara a un rebrote de casos COVID-19.

Nuestro gobernador ha seguido la pauta del Presidente y ha reabierto sin un plan. El Gobierno de Trump ha fracasado en proveer suficientes exámenes durante esta Pandemia. Mientras que ha impulsado un medicamento hasta ahora refutado por la ciencia como efectivo contra el coronavirus. Miles de nuestros trabajadores de la salud han terminado infectados por el virus porque no han tenido suficientes recursos y equipos para mantenerse salvos. Y la respuesta de Ron DeSantis ha sido culpar a los hispanos, ocultar datos de los hospitales, y continuar la lucha en los tribunales contra la Ley de Cuidado de Salud Asequible.

¡Basta ya!

En vez de intentar mantener saludables a nuestras comunidades y de liderar una reapertura económica responsable, el único plan de Trump y DeSantis es quitarle su seguro de salud.

El Gobierno de Trump, respaldado por DeSantis, ha pedido a la Corte Suprema de EE.UU. que declare inconstitucional la Ley de Cuidado de Salud Asequible. Una ley que ha hecho posible que casi 2 millones de floridanos hoy puedan disfrutar de Seguro Médico. Uno de cada 5 ciudadanos del sur de la Florida recibe cuidado de salud a través de pólizas de seguro disponibles gracias a la Ley de Cuidado de Salud Asequible. Millones más se beneficiarían de la expansión de Medicaid, pero DeSantis se niega en permitir la expansión de Medicaid.

Desmantelar la Ley de Cuidado de Salud Asequible significa que millones perderán su seguro médico y pagarán de sus bolsillos primas más caras de cuidado de salud básico. Esta es una propuesta devastadora. Mucho más, es peligrosa e inhumana, sobre todo cuando se está planeando hacer durante la crisis de salud pública más grande y peligrosa que ha tenido nuestro país.

Ahora mismo, lo que necesitamos es expandir el cuidado de salud – no restarlo o eliminarlo. Esta es una de las razones por lo cual apoyo a Joe Biden para presidente.

Como vicepresidente del presidente Obama, Joe Biden ayudó en la aprobación de la Ley de Cuidado de Salud Asequible. Y si saliera electo presidente tiene un plan para expandir el acceso al cuidado de salud para millones de floridanos.

El plan Biden permitiría optar por una opción pública, al estilo Medicare, a todo estadounidense que no tenga seguro médico o que no esté satisfecho con su plan médico. Como DeSantis rehúsa expandir Medicaid, el plan Biden brindaría a floridanos acceso a esta nueva opción pública. Millones de estadounidenses también tendrían acceso a créditos fiscales ampliados que reducirán sus primas aún más.

El vicepresidente Biden no sólo planea ampliar sus opciones de cuidado de salud, también tiene un plan para sacarnos de esta crisis de salud pública. El plan de Biden tiene cinco componentes: (1) pruebas y rastreo de quienes tengan COVID-19; (2) garantizar equipo de protección personal suficiente para todos; (3) fomentar tratamientos y vacunas basados en conocimientos científicos; (4) trabajar con los estados para una reapertura segura y eficaz basada en los consejos de funcionarios de salud, y no políticos; y (5) proteger a las comunidades de alto riesgo con un aumento de capacidad de pruebas en las residencias de la tercera edad y proveer asistencia económica adicional para quien la necesite.

La opción es clara: podemos continuar con el temerario y mortal camino trazado por el Gobierno federal o podemos elegir a Joe Biden y enfocar en expandir el cuidado de salud mientras reabrimos nuestra economía de forma responsable y de una manera que la prioridad sea su salud.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Más de millón y medio de electores se han inscrito para votar en Miami-Dade y decidir, entre otros puestos, el de alcalde condal. Si la elección fuera hoy, ¿por quién votaría Usted? (aparecen por orden alfabético)

Monique Nicole Barley
Esteban Bovo Jr.
Carlos DeArmas
Ludmilla Domond
Daniella Levine Cava
Alex Penelas
Xavier Suárez
ver resultados

Las Más Leídas