domingo 25  de  febrero 2024
Esquizofrenia

Viviendo en una absoluta confusión

Este trastorno que impacta el funcionamiento psicológico de una persona y su contacto con la realidad afecta al 1% de la población mundial

La esquizofrenia, término que proviene del griego clásico u201cschizein u201d que se traduce como dividir, y u201cphr u0113n u201d, un referente a la mente, es un diagnóstico psiquiátrico que involucra un grupo de trastornos mentales crónicos y graves, caracterizados por alteraciones en la percepción o expresión de la realidad, que incide directamente en el funcionamiento psíquico de un individuo. n

Se trata de una de las enfermedades con mayor incidencia en los Estados Unidos, con una prevalencia aproximada de tres millones de casos diagnosticados, y considerada una de las principales causas de discapacidad, después de la parálisis cerebral y la demencia. n

El concepto de esquizofrenia tiene una historia reciente, comenzó cuando en 1853, el psiquiatra francés Bénédict Morel, acuñó el término u201cdemencia precoz u201d para describir un trastorno mental que conllevaba al deterioro del funcionamiento mental del sujeto.

Posteriormente, en 1871, Ewald Hecker definió este síndrome como hebefrenia, y tres años más tarde, Karl Kahlbaum, descubrió otra forma de alienación mental, caracterizada por trastornos motores, sensoriales y mutismo, que denominó: catatonia. Para 1989, ya estaba claro que se trataba de una enfermedad enmarcada en una variedad de subtipos. Sin embargo, el termino tal y como lo conocemos hoy en día corresponde a Eugen Bleuler, quien lo acuñó en 1908.

nOrigen en discusión n

La esquizofrenia es una enfermedad compleja, tanto así que los expertos en salud mental no están seguros de cuál es su origen. Algunos estudios sugieren que la genética, los defectos durante el neurodesarrollo, el entorno durante la infancia o algunos procesos psicológicos y sociales, como las crisis emocionales no resueltas y la pobreza, son factores que contribuyen al desarrollo de la enfermedad, pero su origen biológico aún no ha sido probado. n

Se presenta por igual en hombres y mujeres, comenzado generalmente durante la adolescencia o a principios de la adultez. En el caso de los niños, los primeros síntomas son evidentes después de la edad de 5 años, pero en este caso, se trata de un trastorno poco común y difícil de diferenciar de otros problemas del desarrollo, como el autismo. n

Los síntomas de la esquizofrenia pueden ser positivos, como las ideas delirantes, las alucinaciones, el lenguaje y comportamiento desorganizado; pero también negativos como la disfunción afectiva y los problemas de fluidez verbal y de pensamiento. nEstos comienzan generalmente con una inexplicable irritable, dificultad para concentrarse e insomnio, pero tienen un carácter progresivo, y a pesar de que no existe una prueba precisa para el diagnóstico, su presencia se caracteriza por una conducta habitual considerada socialmente inapropiada.

Los esquizofrénicos, además, suelen presentar problemas de ansiedad, depresión y comportamientos suicidas. nEl tratamiento más efectivo para la esquizofrenia son los fármacos antipsicóticos, pues estos cambian el equilibrio de químicos en el cerebro, ayudando a controlar los síntomas, aunque ciertamente pueden causar efectos secundarios.

nAsí mismo, la psicoterapia de apoyo puede ser útil para muchos pacientes, especialmente las técnicas conductistas, tales como el entrenamiento de habilidades sociales. Ahora bien, determinar el pronóstico de la enfermedad es difícil, aunque en la mayoría de los casos, los síntomas mejoran con medicamentos. n

Tipos específicos n

Históricamente, la esquizofrenia en Occidente ha sido clasificada en: simple, catatónica, hebefrénica o paranoide. Sin embargo, el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales describe cinco tipos: la paranoide, en la que predominan los sentimientos de persecución, delirio de grandeza y alucinaciones auditivas; la desorganizada, caracterizada por un discurso y comportamiento sin propósito, así como una afectividad inapropiada o plana. n

Está también el tipo catatónico, que involucra importantes alteraciones psicomotoras, tales como la flexibilidad cérea, llegando a generar una incapacidad para cuidar de las necesidades personales; el indiferenciado, en el que los síntomas psicóticos, no cumplen criterios para calificarlos como paranoides, desorganizados o catatónicos; y finalmente, la residual, donde los síntomas positivos, como los delirios y las alucinaciones están presentes tan sólo a baja intensidad. n

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud reconoce además los siguientes tipos: la depresión post-esquizofrénica, que surge después de un episodio esquizofrénico; y la simple, cuyo desarrollo es insidioso, no manifiesta alucinaciones ni delirios, es menos psicótica y muestra fundamentalmente síntomas negativos, como el embotamiento emocional y la falta de expresión. n

Curiosidades sobre este trastorno psicótico n

- Durante la primera mitad del siglo XX, la esquizofrenia se consideró un defecto hereditario. n

- Afecta a personas de cualquier raza, sexo y edad, aunque tiene una mayor prevalencia en hombres. n

- El pico de aparición de este trastorno se ubica entre los 20 y 28 años de edad, para los hombres, y entre los 26 y 32 años para las mujeres. n

- La heredabilidad de la esquizofrenia ha llegado a estimarse por encima de un 80%. n

- La enfermedad sigue un curso natural de empeoramiento rápido e inevitable desde la aparición de los síntomas en aproximadamente el 20 % de los pacientes. n

- Las personas con esquizofrenia tienen un riesgo de suicidio del 10 %, de hecho, la esperanza de vida de estos pacientes es de 10 a 12 años inferior a la de la población en general. n

- Sólo entre el 20 y el 30% de los pacientes diagnosticados logran llevar una vida relativamente normal. n

- Es imposible prevenir este trastorno.
Temas

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar