Hallabame conversando de cosas importantísimas de adulto con una colega gringa, cuando suddenly caímos en las típicas conversaciones de madre. ¿Cuantos años tienen tus hijos?, ¿a qué colegio van?, ¿cómo comen?, ¿que holiday celebras? Uds. saben, lo típico de las mujeres que, aunque trabajamos fuera de casa nunca dejamos de ser madres.

Y en ese dimes y diretes de conversaciones, terminamos en la típica de los dientes de leche y cuánta plata le deja el tooth fairy en esta época a los niños. A lo cual me pregunta ella: ¿cuánto les deja el fairy a los niños in your country? Y yo muy orgullosa le dije…es que nosotros tenemos un ratón.

¡Un ratón!, me contesto ella espantada. Si mija, el ratón Pérez. el mismo que viste y calza y que lleva siglos trayéndole plata a los niños a cambio de sus dientes de leche. ¿Pero…porque un ratón? ¿Y el fairy?, ¿Cuál de los dos viene en USA then? Insistía la muy insolente.

Y cuando estaba por contestarle el exacto origen del fulano ratón, me doy cuenta que no tengo ni la más mínima idea de donde pudo haber salido este animal, ni el porqué del mismo. Bueno le dije, es que en Latinoamérica somos bien folclóricos y nos encanta conectarnos con la naturaleza, tu sabes por lo del 3er mundo.

A los dientes los busca un ratón, hay una pulga un piojo que se casan y una cucaracha que la pobre… ya no puede caminar. En ese mismo momento pensé que la mujer no me dirigiría el habla más nunca, pero para mí grata sorpresa me miro asombrada y me dijo: Noelle, I would love to hear where the ratón Pérez story came from!

Sinceramente, yo también moría de la curiosidad. Porque, aunque mi creatividad da pa’ mucho siempre es mejor saber el origen de las historias y darse por enterada. Aquí se las dejo: RATóN PEREZ & TOOTH FAIRY enjoy.

En mi casa el tema de la caída de los dientes es complicada, mis hijos como buenos americanos se los dejan al Fairy, pero por sí las moscas (para no perder el folclor latino) incluimos al ratón Pérez con una notica y señalizaciones varias. Como se reparten ese diente después, y quien les deja los dólares es un misterio que todavía no hemos resuelto. ¿Y Uds.?

Besos

Deja tu comentario: