CARACAS.- La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) inició el proceso para desembolsar unos 985 millones de dólares para el pago del capital e intereses de su bono 2020 previsto para el viernes, dijeron a Reuters tres fuentes con conocimiento de la operación.

Los precios de los bonos emitidos por Venezuela y PDVSA cayeron marcadamente el jueves en medio de las preocupaciones sobre su liquidez y los obstáculos regulatorios que deberá sortear la compañía para cumplir con este importante pago.

La estatal petrolera venezolana seguirá el cronograma de pagos, para evitar así caer en un posible default con sus prestamistas.

La deuda externa total de Venezuela es cercana a los 150 mil millones de dólares, según estimaciones del economista José Guerra, presidente de la Comisión de Finanzas del Parlamento.

Según la firma especializada en mercados financieros, Kapital Consultores, tanto octubre como noviembre constituyen dos de los meses más críticos del año, porque “Venezuela y Pdvsa deberán erogar $3.998 millones por servicio de deuda externa de bonos”.

“Corresponde cumplir con el compromiso de pago de dos amortizaciones: $842 millones del Pdvsa 8,5% 2020 y $1.122 millones del Pdvsa 8,5% 2017. Si a estos $1.964 millones por capital le sumamos los intereses de bonos, tanto de Pdvsa como de Venezuela, referidos a estos dos meses, el monto total se eleva a $3.525 millones, lo que representa el 36% del servicio de deuda externa total de Venezuela y Pdvsa del año 2017”, reseñó en una nota El Universal.

Según datos emanados por Kapital, en los primeros ochos meses del año, Venezuela y PDVSA cumplieron compromisos de deuda por un total de $5.694 millones: $3.636 millones por intereses y $2.058 millones por capital (PDVSA 5,25% 2017), correspondientes a la última amortización del PDVSA 8,5% 2017 por 1,2 millones de dólares a ser pagados el próximo 2 de noviembre, cuya garantía es Citgo, la filial de refinación y venta minorista con sede en Houston de PDVSA.

Cabe señalar que régimen de Nicolás Maduro ha preferido no quedar mal con sus acreedores en lugar de utilizar los recursos para afrontar la aguda escasez de alimentos y medicinas que azota a la nación.

Economistas como Ricardo Hausmann han hecho un llamado al Gobierno a que no pague la deuda y utilice los recursos para importar alimentos y medicinas. Pagar la deuda en la situación de escasez es, dicen, “inmoral”. En este escenario los inversionistas tomarían control de Citgo y, posiblemente, de todos los cargueros petroleros venezolanos.

Embed
Embed

FUENTE: REDACCION

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas