TEL AVIV.- Las muertes por atentados suicidas alcanzaron un nivel nunca visto en 2016, con un total de 5.650 personas, según un estudio publicado este viernes en Tel Aviv por el Instituto Israelí de Estudios de Seguridad Nacional (INSS).

La cifra es considerablemente más alta que la de víctimas en 2015, cuando por esa causa murieron 4.330 personas. Además, 9.480 personas resultaron heridas frente a las 8.800 del año anterior.

En 2016, 800 suicidas llevaron a cabo 469 ataques con bomba en 28 países. El año anterior se habían registrado 452.

La mayor parte de los atentados en 2016 se produjeron en la región de Oriente Medio, con Irak a la cabeza, con 146, y Siria con 55. Le sigue de cerca Afganistán, con 52, donde murieron 500 personas.

La milicia terrorista Estado Islámico (EI), que controla partes de Irak y Siria, fue la responsable directa o indirecta del 70 por ciento de los atentados, con un total de 268. Lo que diferencia a esta milicia de otras es que funciona y se estructura como un auténtico Estado.

"En vista de la pérdida de terreno del Estado Islámico (EI) parece que el terrorismo con ataques suicidas se convertirá en una herramienta clave del EI para reforzar su imagen de invencible", señala el Instituto.

Además, los atentados sirven como instrumento disuasorio de los enemigos y venganza por las acciones internacionales contra la red terrorista.

El INSS cree que también socios del EI y otros grupos terroristas se concentrarán en perpetrar grandes atentados con muchos muertos, un método utilizado por los terroristas desde comienzos de los años 80.

"Europa Occidental se convirtió en 2016 en escenario activo de atentados suicidas", escribe el INSS. "Los signos de esta tendencia se mostraron ya desde finales de 2015, con la serie de atentados con bomba de noviembre en París", que constituyó la primera implementación de la amenaza del EI de atacar en el corazón de Europa.

Después del Estado Islámico, los terroristas que más llevaron a cabo ataques suicidas fueron los seguidores del grupo terrorista nigeriano Boko Haram, con 53 ataques registrados en 2016. Los talibanes, que quieren levantar un emirato islámico en Afganistán, perpetraron 39.

Turquía registró un aumento de los atentados suicidas el año pasado, con 21, frente a los 5 de 2015, con el trasfondo de la implicación de Ankara en la guerra en siria y la conflicto interno kurdo en el país.

La mayoría de los ataques fueron perpetrados por hombres, pero también se registraron 44 realizados por 77 mujeres, que dejaron 400 muertos. La mayoría de ellos tuvieron lugar en Nigeria.

El INSS informa únicamente de los atentados sobre los que informaron al menos dos fuentes independientes y cuenta como un único ataque los atentados coordinados contra varios objetivos que se producen de forma simultánea.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál cree que será el principal resultado de las protestas en las calles impulsadas por la oposición venezolana?

Aumento de la represión sin logros en lo político
Adelanto de elecciones generales
Renuncia de Nicolás Maduro
Convocatoria de elecciones de gobernadores
ver resultados

Las Más Leídas