SAN SALVADOR.- El gobierno del presidente salvadoreño Nayib Bukele pidió el martes al Congreso que apruebe una tercera prórroga del estado de excepción para continuar combatiendo a las pandillas, a las que responsabiliza de la mayoría de los crímenes que se cometen en el país centroamericano.

“Esta guerra si bien es cierto la vamos ganando, hace falta trabajo todavía por realizar”, dijo el ministro de Seguridad, Gustavo Villatoro, al presentar la solicitud para prorrogar por otros 30 días el régimen de excepción.

Te puede interesar

“La misión que nos están dando los salvadoreños es clara, erradicar a estos terroristas del territorio salvadoreño”, afirmó.

Villatoro aseguró que la captura de miles de pandilleros que por décadas han tenido sometido a lo salvadoreños ha logrado reducir los índices de homicidios, las extorsiones, tenencia de armas y drogas.

Organizaciones defensoras de los derechos humanos han denunciado reiteradas violaciones, de lo que aseguran son detenciones "arbitrarias" y violaciones al debido proceso y han pedido al presidente Bukele poner fin al régimen de excepción y revertir reformas al Código Penal que aprobó el Congreso, argumentando que "tales medidas atentan contra los derechos humanos de la población", según su juicio.

Las autoridades sostienen que persisten las circunstancias que motivaron la implementación de la medida. En lo que va del régimen de excepción, las autoridades han capturado a 41.346 personas, en su mayoría acusadas de formar parte de esas estructuras criminales o ser colaboradores de las pandillas.

Después de que ocurrieran 62 homicidios el 26 de marzo, un nivel de criminalidad que no se había visto en años en El Salvador, el Congreso aprobó el estado de excepción que limita la libertad de asociación y suspende el derecho de una persona a ser debidamente informada de sus derechos y razones del arresto, así como la asistencia de un abogado.

Además, amplía de 72 horas a 15 días el plazo de detención administrativa y permite a las autoridades intervenir la correspondencia y celulares de quienes consideren sospechosos.

Según la Constitución, el plazo de suspensión de las garantías constitucionales no excederá el periodo de 30 días. Transcurrido este plazo podrá prolongarse, por igual lapso y mediante nuevo decreto en el caso que continúan las circunstancias que lo motivaron. De lo contrario, se restablecerían por completo las garantías suspendidas.

Las autoridades de seguridad sostienen que aunque las medidas extraordinarias han arrojado resultados, muchos pandilleros continúan en libertad y siguen delinquiendo.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.91%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.71%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.38%
22994 votos

Las Más Leídas