MIAMI.- Representantes del exilio cubano en Miami dijeron que reciben la muerte del general Luis Alberto Rodríguez López-Calleja con “esperanza” para la lucha anticastrista y como una “señal inequívoca del derrumbamiento del régimen” que gobierna a la isla desde 1959.

El coordinador de la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC), Orlando Gutiérrez-Boronat, afirmó que el militar “era el encargado de las finanzas de la familia Castro” y se contaba entre “los cinco más poderosos” dentro de la cúpula gubernamental.

Te puede interesar

“Con la muerte de López-Calleja ya son 21 los generales cubanos que han muerto en el último año y esto es un golpe fuerte para la tiranía cubana”, agregó.

López-Calleja era presidente ejecutivo del Grupo de Administración Empresarial de las Fuerzas Armadas (Gaesa). Falleció en La Habana este viernes de un "paro cardiorrespiratorio", de acuerdo con la prensa oficialista.

Alivio

Por su parte, el activista Jorge Luis García Pérez ‘Antúnez’ dijo “sentir un alivio” tras el fallecimiento del general López-Calleja, e incluso “alegría”.

Explicó que “siento lo mismo del pueblo chileno cuando murió Pinochet y de los colombianos cuando daban de baja a un líder de la guerrilla”.

Según ‘Antúnez’, quien estuvo en prisión 17 años en la isla por sus actividades opositoras, “López-Calleja se mostraba con perfil bajo, pero tenía mucho poder dentro del régimen”.

“Este señor era una de las personas destinadas a darle continuidad al régimen”, apuntó el reconocido contradictor de la dictadura cubana.

Lamentó que el militar cubano “se haya ido sin antes pagar ante la justicia terrenal por toda la miseria que generó a nuestro pueblo”.

López-Calleja era considerado el ‘hombre fuerte’ de Cuba. Estuvo casado con una de las hijas de Raúl Castro y Vilma Espín, Déborah, y era padre de Raúl Guillermo Rodríguez Castro, El Cangrejo, guardaespaldas de su abuelo.

Agudiza la crisis

Entretanto, el también ex preso político y diplomático cubano Luis Zuñiga opinó que la muerte del general “viene a agudizar aún más la crisis generalizada” que afecta a la nación insular.

Según Zúñiga, “el propio Díaz-Canel reconoció hace algunos días que antes de dos años se podría acabar la industria azucarera en Cuba”.

Al realizar un balance de la situación actual en la isla, el activista hizo énfasis en la crisis de alimentos, la falta de medicinas y los problemas eléctricos que mantienen prácticamente a oscuras a las provincias cubanas.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.9%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.7%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.4%
23168 votos

Las Más Leídas