Especial
@luisfsanchez6

La decisión de Estados Unidos de contener la invasión de productos chinos tiene un efecto dominó y el Congreso colombiano acaba de aprobar una serie de medidas arancelarias con el propósito de proteger su industria de confecciones, encontrar equidad en las transacciones de este sector y establecer reglas más justas de intercambio comercial.

La nuevas prevenciones adoptadas en la primera quincena de mayo, sin embargo, no aplican para los países con los cuales Colombia tiene tratados comerciales. Por lo tanto, productos textiles de Ecuador, México y Perú, por ejemplo, pueden ingresar al mercado colombiano con cero aranceles.

Te puede interesar

En cambio, aquellos países que no han firmado tratados comerciales con Colombia contarán con una medida arancelaria a las importaciones de prendas de vestir del 37,9%, en el caso que el precio por kilo sea inferior a $20 y 10% de arancel más $3 por kilo cuando el precio sea superior a los $20.

Todo esto ya estaba aprobado en el Plan Nacional de Desarrollo, presentado por el presidente Iván Duque Márquez.

Durante la campaña que lo llevó a la Presidencia de la República en agosto del 2018, Duque hizo hincapié en la disparidad de las condiciones en las que funcionan las grandes y pequeñas empresas textiles colombianas respecto a las asiáticas.

"En otros países, los salarios en el sector textil son de una esclavitud total", aseguró Duque. "Venimos importando desde países donde se pagan salarios que son una miseria. Vamos a proteger los puestos de trabajo de nuestro país y por ello pondremos aranceles para equiparar los esfuerzos que hacen nuestros empresarios que sí pagan impuestos, beneficios sociales y salarios dignos".

De esta manera, la aprobación de los aranceles a las importaciones de productos textiles en Colombia constituyen una promesa cumplida.

Las importaciones en Colombia de ropa procedente de Asia, especialmente de China, y de algunos países africanos, son altísimas y según el presidente de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines (Cccya), Guillermo Criado, alcanzan el 70%.

Guillermo-Criado-presidente-Cámara-Colombiana-Confección-Afines-05232019-foto-cortesia-luis-sanchez.jpg
Guillermo Criado, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines (Cccya).
Guillermo Criado, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines (Cccya).

"En buena hora el Congreso de Colombia sancionó una ley que permite a la industria textil colombiana verse protegida de la invasión de productos chinos en América Latina", explicó Criado. "En los países asiáticos se pagan sueldos de hambre, por eso ofrecen precios irreales que están quebrando nuestra industria".

Por lo demás los precios tan bajos de los productos producidos en el Asia despiertan dudas sobre su calidad.

Mientras, la industria textil en Colombia tiene más de 100 años de experiencia y ha logrado un alto nivel en todo el círculo de producción, desde sus universidades especializadas en el sector, hasta la preparación de los hilados, confecciones, diseños y producto final. En la actualidad hay más de 60,000 empresas del sector textil en Colombia y generan más de 1.600.000 empleos.

La medida anunciada en medio de fuertes debates no es ajena al conflicto comercial entre Estados Unidos y China, en que ambas naciones han impuesto una serie de cargas arancelarias que afectan de manera drástica los mercados internacionales. Consecuente a lo anterior, varios países del mundo han implementado gravámenes para frenar el creciente deterioro de sus empleos e industrias frente a la beligerancia comercial de los países asiáticos.

Pese a ello, en las últimas semanas el sector textil en Colombia tuvo que enfrentarse a uno de los momentos históricos más fuertes, pues le tocó desvirtuar las afirmaciones de los diferentes gremios colombianos de importadores que estaban en desacuerdo con el porcentaje arancelario.

Hay que considerar también el hecho de que la aplicación de aranceles a productos chinos por parte de Estados Unidos puede terminar afectando a las economías emergentes latinoamericanas, países a donde va a parar gran parte de ellos.

Pablo-Bustos-presidente-Red-Veedurías-Colombia-05232019-foto-cortesia-luis-sanchez.jpg
Pablo Bustos, presidente de la Red de Veedurías de Colombia.
Pablo Bustos, presidente de la Red de Veedurías de Colombia.

El presidente de la Red de Veedurías de Colombia, Pablo Bustos, una organización sin fines de lucro que defiende los intereses de la ciudadanía, aseguró en un tuit que no hay que escatimar esfuerzos para apoyar la industria textil de su país.

"@reddeveeduriascol protege la industria nacional y propone día nacional de la ropa colombiana donde vistamos solo prendas de confección nacional... por nuestros chinos!".

En lenguaje coloquial en Colombia se llama "chinos" a los niños, así como en Argentina se les dice "pibes", en México "chavos", en Uruguay "botijas", en Ecuador "pelados" y en Perú "chibolos".

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas