lunes 23  de  enero 2023
CUBA

Díaz-Canel "recoge migajas" de Pekín, las exhibe como logros

Díaz-Canel acordó con Xi Jinping, destacar la ejecución del "Sistema de Identidad Nacional de personas naturales y Supervisión de Redes Inalámbricas" en Cuba

LA HABANA.- La visita a China de Miguel Díaz-Canel y su delegación de ministros oficialistas, acabó con la firma de 12 acuerdos y memorandos que incluyen la entrega de un donativo de emergencia en efectivo, otro de medicamentos, insumos médicos y alimentos, materias primas para uniformes escolares y ropa de trabajo y el suministro de "utensilios de cocina para programas de alto impacto en la población cubana".

De acuerdo con un reporte del sitio oficial Cubadebate, que no menciona el monto de tales acuerdos, también se firmaron otros de carácter político y al menos dos vinculados con la ciber vigilancia, reseña Diario de Cuba.

En el primer caso, se dio a conocer un acuerdo de intercambio y cooperación entre el Partido Comunista de Cuba y el Partido Comunista de China.

Asimismo, se hizo un canje de notas entre el régimen cubano y China, el cual oficializa la ejecución del proyecto "Sistema de Identidad Nacional de personas naturales y Supervisión de Redes Inalámbricas", respaldado por un donativo de monto desconocido por parte de Pekín, y otro para la ejecución del proyecto "Laboratorio Forense de Datos", también apoyado por una donación china.

En los últimos años, La Habana ha implementado softwares y tecnología china que Pekín ya utiliza para vigilar a sus ciudadanos. El régimen cubano los emplea a su vez en supervisar a la sociedad civil y controlar la web, así como para establecer mecanismos de control de la información que sirven al aparato represivo para hostigar a opositores y ciudadanos críticos.

Díaz-Canel calificó esos resultados de su visita como "satisfactorios; yo diría que se van por encima de nuestras expectativas".

En un encuentro por videoconferencia con un centenar de funcionarios oficialistas cubanos en China, el dictador aseguró que esa visita era "muy importante, entre otros asuntos, porque tenemos un incumplimiento de la deuda a partir de la situación económico-financiera del país, sobre todo a partir del año 2019, con el recrudecimiento del bloqueo de los Estados Unidos, el impacto de la pandemia, los fenómenos meteorológicos que han impactado en Cuba, y los lamentables accidentes que hemos tenido, todo lo cual ha generado una situación tensa para nosotros".

La nota de Cubadebate tampoco refiere el monto de esa deuda, pero Díaz-Canel agregó al respecto que su régimen no había tenido "la oportunidad de hablar cara a cara con el Gobierno chino para explicar, aunque sí hemos tenido comunicaciones de otros tipos, pero no es lo mismo cuando uno puede hablar, cuando uno puede explicar, cuando las cosas se pueden entender desde la sensibilidad".

"Hay una enorme sensibilidad en la dirección china, y en particular en el presidente Xi Jinping, de la situación de Cuba, y hay una voluntad expresa en él, incluso con indicaciones en las conversaciones oficiales, de que hay que encontrar solución a todos los problemas con Cuba, independientemente de las problemáticas con la deuda, y que esa no puede ser la razón que limite el desarrollo", agregó.

"La manera en que la parte china ha tratado estas conversaciones, esa proyección hacia nuestro pequeño país, es como si estuvieran aplicando a menor escala los conceptos que ellos están planteando de la Iniciativa de Desarrollo Global", afirmó.

"Y eso estimula mucho, alienta que haya un tratamiento diferente para un grupo de proyectos de los que están paralizados con un porciento de ejecución alto, que haya otro tipo de tratamiento para proyectos pendientes, y que exista toda la comprensión para que un grupo de solicitudes las hagamos oficiales, y planteamos lo que necesitamos para buscar ayuda y seguir un grupo de inversiones en Cuba. Eso es estimulante", agregó.

Díaz-Canel dijo también que encontró "comprensión" y "voluntad de apoyar" de Pekín "incluso en temas como la reparación y el mantenimiento de las centrales termoeléctricas, que no se habían trabajado como parte de la agenda, pero también tuvieron un oído receptivo".

Pero advirtió que "tiene que cumplirse bien el compromiso nuestro, de cómo hacemos bien las cosas, de cómo aprovechamos las oportunidades, cómo somos eficientes, cómo no malgastamos los recursos, y cómo logramos que las inversiones tengan un adecuado rendimiento, y cómo cada vez somos más serios y más efectivos también en los proyectos que propongamos para seguir ampliando la cooperación".

Según el balance del gobernante, los tres pilares fundamentales en la cooperación entre el régimen cubano y China son la biotecnología, el tema energético, en particular las fuentes renovables de energía, y la informatización y la ciberseguridad.

Finalmente, la delegación cubana enfatizó en que empresas chinas inviertan en el comercio interior cubano, para el que La Habana busca inversiones que no consigue. "Se acogió también esa idea, ahora hay que identificar las empresas que lo puedan hacer", dijo.

La gira de Díaz-Canel y sus ministros por varios países con autoridades aliadas ha sido calificada como "muy exitosa" por la prensa oficial cubana. Sin embargo, por lo que hasta el momento ha trascendido, esta parece más un recorrido para buscar apoyo simbólico y el aplazamiento de obligaciones. Pero en ningún caso el otorgamiento de un cheque en blanco.

FUENTE: Con información de Diario de Cuba

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar