Por Lucía Blanco y Edurne Morillo

NAIROBI.- Dos médicos cubanos fueron secuestrados hoy en la ciudad de Mandera, en el norte de Kenia y cerca de la frontera con Somalia, por hombres armados sospechosos de pertenecer al grupo yihadista somalí Al Shabab, informaron las autoridades.

El ataque se produjo a las 09.00 hora local (06.00 GMT), cuando Landy Rodríguez (cirujano) y Assel Herrera Correa (especialista en medicina general) se dirigían al Hospital de Mandera escoltados en un automóvil del gobierno local "como de costumbre", según confirmó a Efe el portavoz de la Policía keniana, Charles Owino.

Te puede interesar

Los atacantes bloquearon el paso al vehículo oficial con dos coches Toyota Probox y abrieron fuego, matando a uno de los policías que acompañaba a los doctores, mientras un segundo agente pudo huir con vida.

"Iban acompañados al hospital y el vehículo estaba cerrado, como es habitual. Sin embargo, lograron secuestrar a los dos médicos y cruzar la frontera con Somalia", detalló Owino en una conversación telefónica, sin pronunciarse sobre la autoría del secuestro.

"Todas las agencias de seguridad se han movilizado para perseguir a los criminales y rescatar a las víctimas. Urgimos al público a mantener la calma y evitar especulaciones mientras las agencias de seguridad persiguen a los criminales", indicó la Policía en Twitter.

El nuevo jefe de la Policía de Kenia, Hillary Mutyambai, explicó en su cuenta de la misma red social que están "trabajando con las agencias de seguridad de Somalia para perseguir a los secuestradores y rescatar a las víctimas".

Las fuerzas de seguridad también precisaron que el automóvil oficial en el que viajaban los médicos secuestrados se ha recuperado y se está interrogando al conductor.

Dada la proximidad con Somalia, las autoridades creen que los secuestradores podrían ser miembros de Al Shabab, responsable de actos similares en el pasado.

El gobernador del condado de Mandera, Ali Roba, declaró que el secuestro fue obra de "presuntos miembros de Al Shabab" y expresó sus "más sentidas condolencias" por la muerte del agente asesinado, al que consideró un "héroe caído".

"Aunque estamos seguros de que nuestro gobierno hará todos los esfuerzos posibles para perseguir a los atacantes, nos gustaría pedir que hagan todo lo necesario para salvar la vidas de nuestros doctores cubanos", dijo Roba en un comunicado.

La Embajada de Cuba en Nairobi optó por un silencio casi absoluto sobre el suceso y se limitó a declarar a Efe que están al tanto de los hechos pero que, de momento, no disponen de información precisa sobre el secuestro.

Rodríguez y Herrera forman parte de un contingente de cien doctores cubanos que llegó el año pasado a Kenia en virtud de un acuerdo firmado entre los dos países para mejorar el acceso a servicios médicos especializados en la nación africana.

Ese convenio también permite enviar a Cuba a cincuenta facultativos kenianos para que reciban formación.

Tras su llegada, los dos doctores secuestrados ya manifestaron en julio del año pasado, en una entrevista con la televisión keniana Citizen TV, sus dudas respecto a la seguridad de su nuevo destino.

"Mi reacción fue mala porque cuando vi este sitio en internet, decía que era un lugar muy peligroso por los ataques de Al Shabab", afirmó entonces Rodríguez, en referencia a su primera impresión tras conocer que sería destinado a esta zona del país africano.

Herrera, por su parte, reveló que contaba ya con "mucha experiencia en otros países, como Venezuela y Brasil, donde también hay situaciones muy complicadas".

Un caso parecido tuvo lugar en Kenia el pasado mes de noviembre, cuando la cooperante italiana Silvia Costanza Romano, de 23 años, fue secuestrada por hombres armados en la localidad de Chakama, cercana a la turística ciudad costera de Malindi (este).

Hasta la fecha, se desconoce su estado o paradero pese al dispositivo de las fuerzas de seguridad kenianas para encontrar a la cooperante.

Al Shabab, que se adhirió a la red Al Qaeda en 2012, opera en Somalia pero suele hacer incursiones en la vecina Kenia para cometer ataques.

La mayoría de los atentados de Al Shabab en los últimos años fueron en la frontera entre ambos países como represalia por la presencia en Somalia del Ejército de Kenia desde octubre de 2011, cuando entró allí para combatir a los yihadistas por una oleada de secuestros supuestamente cometidos por ese grupo en suelo keniano.

Esta organización terrorista, que controla parte del territorio en el centro y sur somalí y aspira a instaurar en Somalia un Estado islámico de corte wahabí, se atribuyó el atentado del pasado 15 de enero contra un complejo hotelero de Nairobi, que causó 21 muertos.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un gobierno efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la posibilidad de que los maestros de Florida estén armados en las aulas para prevenir ataques?

Las Más Leídas