El ministro de Exteriores de Ecuador, José Valencia, ha rechazado este jueves el comunicado emitido la semana pasada por la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre las protestas que sacudieron la nación andina en octubre, en el que cuestiona la actuación policial, por considerar que se trata solamente de "apreciaciones subjetivas".

El comunicado de Bachelet "contiene algunas apreciaciones subjetivas y no refleja en su real dimensión el contexto de violencia y el impacto social que tuvieron los violentos sucesos del pasado mes de octubre", ha dicho Valencia en una nota oficial del Ministerio de Exteriores ecuatoriano que se hace eco de una "comunicación" enviada a la Alta Comisionada el pasado lunes.

Te puede interesar

En opinión de Valencia, "el comunicado pone un desmesurado acento en los supuestos excesos de la Fuerza Pública, mientras muy de paso describe el gran daño causado por los manifestantes a personas y bienes públicos y privados o a la virulencia de los disturbios, que provocaron terribles efectos".

Ha defendido que "la Fuerza Pública ecuatoriana actuó dentro del marco de la ley, con disciplina y con respeto a los protocolos y estándares internacionales aplicables, bajo la presión que suponía actuar en una atmósfera de violencia extrema por parte de agresivos grupos de manifestantes".

"Incluso bajo las difíciles condiciones en las que operó, la Fuerza Pública no empleó medios letales para rechazar los ataques de los violentos, por expresas órdenes de sus superiores. Por ello, en Ecuador no se produjeron ni heridos ni muertos por disparos de armas de fuego de la Fuerza Pública", ha valorado.

En cualquier caso, ha subrayado que "la Fiscalía General del Estado investiga los casos de denuncias de presunto uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía, que la ministra de Gobierno ha informado de que se desarrollarán de manera expedita, de conformidad con los procedimientos aplicables".

Además, ha lamentado que, "pese a la masiva conflictividad que vivió Ecuador, el comunicado se limita a observar que 'algunos manifestantes' recurrieron a la violencia". "Nos hemos quedados sorprendidos por ese cálculo tan frugal", ha confesado.

"No fueron algunos manifestantes sino, en realidad, centenares de atacantes que en varios puntos del país y, en especial, en Quito actuaron de una manera concertada, con tácticas de guerrilla urbana y evidente premeditación", ha afirmado.

El jefe de la diplomacia ecuatoriana ha señalado que "pruebas de ello son que hayan usado escudos claramente fabricados en serie, lanzadores de cohetes, bombas incendiarias, además de ejecutar ataques en grupos coordinados como los que incendiaron el edificio de la Contraloría o Teleamazonas, todo lo cual fue registrado por las cámaras".

Total transparencia

Valencia ha expresado igualmente su malestar por las recomendaciones que ha hecho Bachelet al Gobierno ecuatoriano, reivindicando que ha actuado con "total transparencia frente a los hechos suscitados en las manifestaciones de octubre".

El canciller ecuatoriano ha considerado que "las apreciaciones del comunicado (...) no se ciñen a los hechos y reflejan solo los puntos de vista de la oposición o de entidades cercanas a los violentos".

En concreto, se refiere a la petición de que "las autoridades ecuatorianas se abstengan de hacer declaraciones o cualquier otra acción que estigmatice a los pueblos indígenas y a los extranjeros".

"Se da a entender que hubo tales pronunciamientos y que posiblemente fueron múltiples. Aquello no ocurrió. No tenemos registradas palabras de autoridades que estigmaticen a otras personas por su origen étnico o nacionalidad", ha aseverado

Valencia ha enfatizado que "acusar de estigmatización a un Gobierno como el del presidente Moreno es una apreciación injusta y que a todas luces no se corresponde con la realidad".

Protestas en Ecuador

La derogación de los subsidios al combustible por parte del Gobierno desencadenó el 3 de octubre unas manifestaciones que se extendieron hasta el día 13 y durante las cuales el presidente llegó a decretar el estado de excepción. Por invitación del propio Ejecutivo, una misión del Alto Comisionado investigó los posibles abusos entre el 21 de octubre y el 8 de noviembre.

Según las informaciones recabadas el equipo de Bachelet, que realizó 373 entrevistas, al menos nueve personas murieron y 1.507 resultaron heridas --entre ellas 435 miembros de las fuerzas de seguridad-- , mientras que 1.382 fueron detenidas.

"Los disturbios del mes pasado tuvieron un alto coste humano", ha lamentado la ex presidenta chilena, quien ha insistido que "las personas deberían poder expresar sus quejas sin temor a ser lesionadas o detenidas".

FUENTE: EUROPA PRESS

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

La Ciudad de Miami ha ordenado el uso obligatorio de mascarillas u otro tipo de protección facial en lugares públicos. Hialeah, Coral Gables y North Miami Beach adoptan medidas similares. Para Usted...

Es la única manera de evitar el aumento de los contagios
El uso de la mascarilla no tiene que ser obligatorio
Está bien usarla en mercados o centros de salud, pero no en la calle
Más que usar mascarilla, hay que controlar a los grupos de riesgo
ver resultados

Las Más Leídas