La principal agencia de salud pública de Estados Unidos actualizó su lista de las personas que están en mayor riesgo de sufrir COVID-19 en forma grave, y ha incluido ahora a las mujeres embarazadas y eliminado la edad como factor.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) también modificaron su lista de afecciones preexistentes que vuelven a algunas personas más propensas enfermar gravemente y a morir por COVID-19. La anemia drepanocítica fue agregada a la lista, por ejemplo. Y bajó el umbral para los niveles peligrosos de obesidad.

Te puede interesar

Los cambios no incluyeron la raza como factor de riesgo para desarrollar la enfermedad en forma grave, a pesar de que se ha acumulado evidencia de que las personas de raza negra, hispanos y amerindios registran las tasas más altas de contagio, hospitalización y muerte.

Coronavirus EEUU.jpg
Una familia con cubrebocas pasa frente a la Bolsa de Valores de Nueva York.

Una familia con cubrebocas pasa frente a la Bolsa de Valores de Nueva York.

Funcionarios de los CDC dijeron que la actualización era necesaria debido a los estudios médicos publicados desde que la agencia comenzó a hacer su lista de grupos de alto riesgo. Los funcionarios intentaron difundir la información antes del Día de la Independencia, cuando muchas personas podrían tener la tentación de salir y socializar.

“Recomendamos a quienes tengan mayor riesgo que limiten el contacto con otras personas lo más posible, o lo restrinjan con pequeños grupos dispuestos a adoptar medidas para reducir el peligro de que (ustedes) resulten infectados”, dijo el director de los CDC, el doctor Robert Redfield.

Las recomendaciones son las mismas para quienes viven con personas en riesgo o las cuidan, agregó.

Anteriormente, los CDC decían que las personas con alto riesgo de sufrir COVID-19 en forma grave tenían al menos 65 años de edad; vivían en asilos o centros de cuidados prolongados; tenían afecciones cardiacas graves, obesidad, diabetes, enfermedades hepáticas, problemas renales y pulmonares crónicos, así como otros males que les hayan debilitado sus sistemas inmunológicos.

En los cambios, los CDC crearon categorías de personas que están o pudieran estar en alto riesgo.

Las personas en alto riesgo incluyen aquellas con males renales crónicos, enfermedad pulmonar inflamatoria crónica, obesidad, afecciones graves del corazón, anemia drepanocítica, diabetes tipo 2, y sistemas inmunológicos debilitados por haber recibido un trasplante. El umbral de obesidad preocupante fue bajado de un índice de masa corporal de 40 a uno de 30.

Los CDC dijeron que las personas se vuelven más vulnerables a la enfermedad conforme aumenta su edad, pero ha retirado a las personas de 65 años o más como un grupo de alto riesgo.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas