viernes 2  de  diciembre 2022
Tradición

El tabaco: Símbolo de cubanía

"Es verdaderamente triste que el gobierno no dejó construir un legado, al suprimir las exportaciones privadas y apoderarse de eso que otros construyeron" 

Diario las Américas | YOANDY CASTAÑEDA LORENZO
Por YOANDY CASTAÑEDA LORENZO 21 de mayo de 2021 - 10:29

Hay quienes se conforman con evaluar los finales, otros prefieren emprender un viaje a los inicios, al origen en sí, al detonante. La guerra del 95 en Cuba comenzó, literalmente con un tabaco. Y en el símbolo en sí, toda la identidad de un pueblo y de su gente contada a través de sus tradiciones.

El cubano Blas Fernández O’Hallorans, propietario de una fábrica de tabacos en Tampa, Estados Unidos, trascendió en la historia como el patriota que hizo posible la llegada a la isla del mensaje secreto que inició la lucha por la independencia. La orden, firmada por José Martí el 29 de enero de 1895, llegó envuelta en un puro. De esta forma quien lo llevara podría destruirlo al fumarlo en caso de peligro. El resto es conocido, el pergamino aterrizó con éxito a las manos de Juan Gualberto Gómez en La Habana, y éste hizo llegar la orden de alzamiento al resto de los jefes conspiradores, que a su vez la cumplirían el 24 de febrero.

Varias versiones cuentan que cuando Cristóbal Colón llegó a Cuba en 1492, los nativos habían estado fumando durante siglos, en ocasiones torciendo hojas verdes de la planta que llamaban cohíba. Desde el Caribe se expandió a Europa. (Como dato curioso, la Santa Inquisición condenó Rodrigo de Jerez, el primer europeo en fumar tabaco por «pecador e infernal». Los inquisidores argumentaron que el humo que brotaba de su boca solo podía ser obra del Diablo).

Es a partir del siglo XIX el verdadero despegue de la industria tabaquera en la isla, con la aparición de numerosos "chinchales" (pequeños talleres de torcido). Durante la segunda mitad del siglo empiezan a consolidarse las marcas clásicas, algunas de las que hoy en día, gozan de prestigio mundial.

Tradición heredada

Con motivo del 20 de mayo, DIARIO LAS AMERICAS conversó con Jorge Mesa, heredero de una larga y rica tradición tabacalera: “Mi historia empieza a través de mi familia en Cuba, específicamente en la antigua provincia de Las Villas, en Cabaiguán hoy Sancti Spíritus. Mi abuela por parte de madre, Doña Nieves era, como decimos en buen cubano, tremenda luchadora, una mujer fuerte, de muchos principios. Imagínate que no iba al pueblo por no dejar la finca sola. La vega era su vida. Toda mi familia lo lleva en la sangre como una especie de herencia. Somos cultivadores de tabaco, el tabaco es parte de nuestra existencia”.

IMG_1289.JPG
Jorge Mesa viene de una rica tradición Tabacalera

Jorge Mesa viene de una rica tradición Tabacalera

“Es verdaderamente triste que el gobierno no dejó construir un legado, al suprimir las exportaciones privadas, aniquilar las iniciativas individuales y apoderarse de eso que otros labraron con tanto ingenio y esfuerzo”, sostiene Mesa y ríe al recordar, “mi abuelo criticaba a una persona bien vestida que tuviera un tabaco mal torcido en su bolsillo, mi hermano y yo le rendimos tributo a toda mi familia. Él se encuentra inmerso en proyectos de expansión y comercialización de nuevas marcas y yo, en asociación con la firma Yayabo Cigars, operando una tienda-Cava en Miami”.

Condenados al destierro, muchos cubanos tratan de mantener la tradición viva: “Para nuestros tabacos propios sembramos en Nicaragua, importamos desde República Dominicana, respetamos todos los procesos al dedillo. Representa una satisfacción inmensa cuando alguien disfruta y valora el fruto de tu trabajo. Cuando estoy en la tienda y entran las personas, es como entregarles un pedacito de Cuba. Ojalá algún día podamos regresar a ver la vega crecer, a sentir el olor de las hojas mojadas de rocío, hasta el andar inconfundible de los bueyes”

Untitled design - 2021-05-21T074448.658.png
Jorge Mesa en asociación con Yayabo Cigars mantiene una tienda-cava en Miami

Jorge Mesa en asociación con Yayabo Cigars mantiene una tienda-cava en Miami

Respecto a las costumbres y a todo el halo cultural en torno al tabaco, Mesa sostiene que: “No es fumar por fumar. Compartir un puro adquiere significados memorables. Es una especie de cofradía, una familia. Se ha convertido, en ocasiones hasta en símbolo de poder, jerarquía, estatus. Un buen tabaco une a las personas, los acompaña en tertulias y triunfos. El tabaco es cultura, una comunión con la tierra y su fruto, su tacto, su olor, su paladar”.

Personalidades entre los que figuran Abraham Lincoln, Napoleón Bonaparte, José Stalin, Ulises Grant, Sigmund Freud, Orson Welles y Winston Churchill, y el tenor Enrico Caruso, apreciaron la calidad de los puros cubanos.

Una de las anécdotas más curiosas, la relató Pierre Salinger, jefe de prensa del presidente de EEUU, John Fitzgerald Kennedy en una entrevista a la revista 'Cigar Aficionado', en 1992: "Poco después de entrar a trabajar en la Casa Blanca, en 1961, sucedieron una serie de acontecimientos dramáticos. (Entre ellos el fracaso de Bahía de Cochinos) Pocos meses después, el presidente me llamó a su despacho por la mañana temprano.” Necesito muchos puros" -"¿Cuántos, presidente?”. -"Unos 1.000 Petit Upmann". - "Y, ¿cuándo los necesita, señor presidente?”. - "Mañana por la mañana".

A la mañana siguiente, cuando llegué a mi despacho, el teléfono del presidente ya estaba sonando: - ¿Qué tal te fue, Pierre?", dijo, mientras yo cruzaba el umbral. "Muy bien", respondí. De hecho, había conseguido 1.200 puros. Kennedy sonrió y abrió un cajón de su escritorio. Tomó un gran papel y lo firmó inmediatamente. Era el decreto que prohibía todos los productos cubanos en nuestro país”.

AP_kennedy_civil_rights_nt_130923_16x9_992.jpg
Kennedy habría ordenado unos 1000 puros cubanos antes de firmar el embargo

Kennedy habría ordenado unos 1000 puros cubanos antes de firmar el embargo

Desde ese día, personas como Jorge Mesa, empeñan su vida y trabajan para mantener la tradición viva y en alto el nombre de quienes aman verdaderamente lo que hacen.

NOTA: Este artículo es descriptivo, no incentiva la adicción de fumar.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar