Embed

Prácticamente estacionado sobre Bahamas durante un día y medio, el huracán Dorian continuó fustigando las islas el martes en una embestida que devastó miles de hogares, atrapó a la gente en los áticos de sus casas y obligó a otros a huir de un refugio a otro. Se reportaron al menos cinco muertos, pero la extensión total del daño no estaba clara aún.

Embed
Embed

Los vientos y la lluvia incesantes destruyeron casas y negocios en las islas Ábaco y Gran Bahama, que tienen una población combinada de alrededor de 70.000 habitantes.

Te puede interesar

Embed
Embed

A media mañana, Dorian se debilitó a huracán categoría 2, con vientos máximos sostenidos de 175 kilómetros por hora mientras sigue azotando Bahamas, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

El meteoro avanzaba hacia el noroeste a una velocidad de apenas 4 km/h.

Embed
Embed

Su vórtice estaba a unos 70 kilómetros (40 millas) al noreste de Freeport, Bahamas, y 175 kilómetros al noreste de West Palm Beach, Florida. Los vientos huracanados se extendían hasta 75 kilómetros en algunas direcciones.

Naciones Unidas y la Cruz Roja Internacional comenzaron a movilizarse para hacer frente a la crisis humanitaria en curso. El primer ministro Hubert Minnis afirmó que su nación vive "una tragedia histórica".

Embed

FUENTE: REDACCIÓN/Con información de AP

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario