MANAGUA.- La no gubernamental Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) informó este lunes que en Nicaragua no existen condiciones para el retorno de cientos de miles de exiliados, tal como propuso el régimen de Daniel Ortega.

"No existen condiciones de garantía de seguridad y protección para quienes decidan regresar", informó la APNDH, en un comunicado.

Te puede interesar

El régimen divulgó el lunes el denominado "Programa sobre el Retorno Voluntario Asistido", que tiene como objetivo traer de regreso a los nicaragüenses que han huido del país en medio de la peor crisis sociopolítica en décadas, que se inició en abril de 2018.

"El ambiente propicio para un seguro retorno pasa necesariamente por establecer un proceso de transición, desarmar a los paramilitares, liberar a todos los presos políticos y conexos, y el restablecimiento pleno de todas las garantías y derechos (humanos) de los nicaragüenses", resaltó la ANPDH, que responsabiliza al régimen de cientos de muertos y otras víctimas de la crisis.

El plan de Ortega consiste en tres puntos: Promover el retorno voluntario, "asistido y sostenible"; "garantizar y facilitar el retorno voluntario asistido, digno y humano de conformidad con el respeto de los derechos humanos" y "garantizar el respeto del principio de no devolución y medidas de seguridad interna".

La ANPDH advirtió que el régimen no presentó el programa de retorno como parte de sus negociaciones con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, una liga opositora en la que no tienen representación las víctimas de la crisis, como son los exiliados, las familiares de los muertos, presos políticos o campesinos.

El programa, que según el régimen cuenta con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), ofrece dar asistencia en los trámites migratorios y en las aduanas a los exiliados, además de recibirlos "en condiciones de dignidad y seguridad fiscal y jurídica a su llegada", siempre que no hayan sido acusados legalmente o sean prófugos de la justicia.

La ANPDH criticó la decisión de la OIM, por considerar que está "obviando la realidad del conflicto", ya que los exiliados estarán desprotegidos si regresan a Nicaragua sin que existan condiciones mínimas.

Desde el estallido social decenas de miles de personas, en su mayoría opositores al régimen de Ortega, han huido de Nicaragua, muchos por razones políticas y otros simplemente evadiendo el caos.

El éxodo nicaragüense, cuya cantidad se desconoce, ha tenido como principales destinos Costa Rica, Estados Unidos y España, e incluye al menos a 65 periodistas.

La crisis de Nicaragua ha dejado 325 muertos según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), mientras que oenegés locales hablan de 568 las víctimas mortales y el Ejecutivo reconoce 199.

Además se cuentan entre 779 y 809 "presos políticos", casi el doble de los que reconoce el régimen, que los identifica como "terroristas", "golpistas" o "delincuentes comunes".

La CIDH ha responsabilizado al régimen de Nicaragua por crímenes de "lesa humanidad".

La Organización de los Estados Americanos (OEA) tiene en proceso la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, por rompimiento del orden constitucional, que de ejecutarse suspendería a Nicaragua del organismo continental.

FUENTE: Con información EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la posibilidad de que los maestros de Florida estén armados en las aulas para prevenir ataques?

Las Más Leídas