Es un auténtico operativo virtual. Una 'batalla' en las redes sociales para que predomine el relato del régimen verde olivo y contrarrestar a miles de usuarios que critican el mal desempeño de la única empresa de telecomunicaciones en Cuba. La semana anterior, Gilda, especialista, fue citada para una reunión urgente con sus jefes.

"En la sala había una veintena de compañeros de trabajo. Estaba la plana mayor de la empresa en La Habana y algunos oficiales de la Seguridad del Estado. Primero nos metieron una muela espesa sobre la campaña difamatoria dirigida por la contrarrevolución interna y financiada por el gobierno de Estados Unidos para desacreditar a la revolución en el sector de la salud pública y atacar a ETECSA por los altos precios de los servicios que presta. Después nos dijeron que diversos lacayos en Cuba son los encargados de implementar esa campaña de desprestigio a la revolución".

Te puede interesar

Al finalizar la reunión, los que estuvieron de acuerdo, que fue una mayoría, firmaron un documento donde se comprometieron a participar en una 'batalla en las redes sociales para rescatar la dignidad de nuestra revolución'. Para realizar esa tarea de enfrentamiento en las redes sociales, a cada uno de los participantes les dieron cuatro gigabyte gratis de datos. A cambio, deben mostrar capturas de pantalla con comentarios en los sitios que según la Seguridad del Estado, promueven esa campaña desde la Isla.

Con la etiqueta #BajenLosPreciosDeInternet, desde el sábado 30 de mayo y hasta el lunes 1 de junio, usuarios cubanos de ETECSA están emplazando a la compañía estatal a reducir las tarifas de conexión a internet en la telefonía móvil, zonas wifi y el servicio doméstico Nauta Hogar. El gobierno y los directivos de ETECSA respondieron catalogando como 'mercenarios' a los organizadores de la campaña. Tuits y artículos en la prensa oficial se han dedicado a alabar "los avances" de la empresa y se culpa al embargo estadounidense por los altos precios de los servicios. El ex espía Gerardo Hernández, tuiteó: "La diferencia es que las ganancias de AT&T van para el bolsillo de sus dueños y las de ETECSA para la leche en polvo de nuestros hijos".

Diario Las Américas conversó con varios especialistas que laboran en ETECSA (todos los nombres usados en este artículo son ficticios). Raudel destaca que este tipo de cruzada en 'defensa de la revolución' no es nueva. "Desde 2006, cuando por motivos de trabajo teníamos que utilizar internet, tuvimos que firmar un código de conducta comprometiéndonos a no entrar en páginas clasificadas como 'contrarrevolucionarias' y que podían ser cualquiera: BBC, The New York Times o El País de España. También nos prohibían el acceso a correos internacionales (Hotmail, Yahoo, Gmail) y el uso de las redes sociales. Luego, cuando comenzaron a entregarnos teléfonos móviles con una tarifa mensual gratis, no se podía llamar ni recibir llamadas del exterior. Y cuando hace dos años nos entregaron paquetes de datos en internet, debíamos comprometernos a combatir y neutralizar en las redes sociales las campañas difamatorias del imperialismo yanqui y sus mercenarios en Cuba. Casi nadie lo hace, pero cada cierto tiempo, como ahora, en plena crisis económica exacerbada por el Covid-19, los jefes han retomado la misma milonga. Incluso empleados que han visto reducido su contenido de trabajo, tienen que dejar comentarios revolucionarios en las redes sociales y páginas contrarrevolucionarias".

Elisa aclara que ese tipo de comentarios en ocasiones tienen que dejarlos también en medios oficiales. Y pone un ejemplo: "El viernes 29 de mayo, en Cubadebate apareció un reportaje titulado Más de un millón de cubanos hacen uso de la 4G: ETECSA anuncia nuevas ofertas para el segundo semestre del año y dejamos numerosos comentarios positivos con diferentes nicks, para contrarrestar los reproches de la población, pues aunque Cubadebate es un sitio online del gobierno, la gente suele ser muy crítica con la gestión de ETECSA. Ese reportaje recibió 630 comentarios".

Otto revela que su tarea es responder con ofensas y contundencia a los ataques de los 'mercenarios', tanto en Facebook como en Twitter. "A mí y a otros nos dan una lista de sitios y personas y debemos entrar a sus muros e inundarlos de opiniones a favor de la revolución y sus líderes". Mireya considera que hay empleados que no son conscientes de que ETECSA y el gobierno los están manipulando. "Por lo general son jóvenes que se alistan simplemente para que les otorguen gratis cuatro gigabyte de datos. Usan uno o dos en eso y el resto lo cogen para comunicarse con sus parientes y amigos en Miami. Se sabe que si algo se ha perdido en Cuba son los principios", alega y añade:

"Cuando trabajaba en las oficinas radicadas en Águila y Dragones, agentes de la Seguridad del Estado pasaban por ahí y convocaban a los empleados a participar en actos de repudio contra las Damas de Blanco. Casi todos participaban, para no 'señalarse'. Otros, como yo, buscábamos un pretexto para no ir. Los que asistían, frente a la entonces sede de las Damas de Blanco, en la calle Neptuno, gritaban 'al machete que son pocas, o 'apunten, preparen, fuego', como si esos linchamientos verbales de corte fascista fuera cosa de juego".

Diego expresa que, a día de hoy, ETECSA, es una empresa administrada por el sector militar, pero de manera discreta. "Después que el inversor italiano vendió sus últimas acciones, su capital es cien por ciento nacional, aunque sigue siendo sociedad anónima. Una misteriosa sociedad, RAFI, tiene la mayor parte de las acciones. Se comenta que el nombre concuerda con las iniciales de Raúl y Fidel. De eso no puedo dar fe, pero sí que es una burda mentira de que la tecnología en Cuba está desfasada por culpa del bloqueo. Hasta 2010, cuando la conexión a internet era satelital, se podía justificar. Pero durante la presidencia de Obama se autorizó a compañías de telecomunicaciones de Estados Unidos a efectuar negocios con ETECSA".

Cuenta que él participó en reuniones con directivos de Google y otras empresas estadounidenses interesadas en la expansión del servicio de internet en Cuba. "Fue el gobierno cubano, alegando cuestiones de soberanía, el que no estuvo de acuerdo. Y apostó por una conexión submarina a internet con Venezuela que costó 70 millones, que por cierto, la mitad del dinero se desfalcó. Reactivar un viejo cable que llegaba a la Florida costaba solo 18 millones dólares. Expertos estadounidenses fueron quienes nos aconsejaron desechar las conexiones ADSL y utilizar las inalámbricas, más baratas. Igualmente nos propusieron comenzar por 3G, o mejor por 4G, a la hora de comercializar internet de datos. Lo que pasa es que los yanquis pagan por todo lo malo que sucede en Cuba", afirma Diego.

Otro especialista asegura que cada servicio implementado por ETECSA tiene una puerta trasera dedicada a espiar a los ciudadanos que 'atentan contra la seguridad nacional'. "Para esa función se utiliza software cubano, ruso y chino. En un futuro próximo está previsto firmar un acuerdo con Huawei y empresas informáticas chinas, las cuales blindarían nuestras conexiones a internet. También se podrían utilizar redes sociales paralelas, como China y Rusia han hecho para sustituir a Facebook y Twitter. Las cuentas Nauta, las de datos, telefonía móvil y SMS, tienen un sistema moderno de vigilancia que se activa cuando se utilizan determinadas palabras claves o se critica al gobierno. Los servicios técnicos de la contrainteligencia disponen de un local en cada institución de ETECSA".

Una fuente aclara que en conjunto con la Seguridad del Estado, el Ministerio de Comunicaciones está multando con tres mil pesos (120 dólares) "a todas aquellas personas que consideran han violado las normas implementadas por ETECSA". Hasta la fecha, más de 20 activistas y periodistas independientes han sido multados, amparándose en el Decreto-Ley 370 o Ley del Azote que ha generado una gran campaña de rechazo y denuncias dentro y fuera de Cuba.

Desde que al calor de la Batalla de Ideas, Fidel Castro inaugurara la Universidad de las Ciencias Informáticas, en diciembre de 2002, el régimen alistó un ejército de 'trolles' cuya misión es neutralizar 'las campañas del imperialismo en la web'. La autocracia castrista ve a internet como un Caballo de Troya. Su estrategia es intentar colonizar ese espacio y tupir las redes sociales a golpe de Fake News.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las escuelas deben mantenerse abiertas y solo cerrar las que estén comprometidas con casos de coronavirus 29.56%
Deben volverse a cerrar todas las escuelas ante el riesgo de que aumente la propagación del virus 21.87%
Si se cumplen los protocolcos establecidos no debe producirse un incremento de los contagios 17.14%
Los padres necesitan las escuelas abiertas para poder trabajar y regresar a la normalidad 14.05%
Lo único que va a detener al COVID-19 es la responsabilidad individual de protegerse del contagio 17.38%
2520 votos

Las Más Leídas