NIQUINOHOMO.- La ciudad natal del héroe nacional de Nicaragua y referencia sandinista, Augusto C. Sandino, concentró hoy a centenares de personas que se manifestaron para pedir justicia por los al menos 45 muertos que dejaron los enfrentamientos en este país desde el 18 de abril pasado.

"Hacemos presencia hoy en Niquinohomo para pedir libertad, justicia y democracia", dijo un activista antigubernamental durante un improvisado acto.

Los manifestantes exigieron, además, la renuncia del presidente, Daniel Ortega, y de su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Niquinohomo, ubicado a 43 kilómetros al sur de Managua, se pintó este sábado con los colores azul y blanco de la bandera de Nicaragua, que era cargada por una multitud de personas que se sumó a medida que avanzaba el recorrido.

Hombres, mujeres y niños en la manifestación gritaban "Justicia", "Eran estudiantes no eran delincuentes" o "Que se rinda tu madre", mientras otra multitud de personas al margen del recorrido levantaba sus puños en señal de apoyo o victoria.

Al menos pobladores de tres municipios vecinos se unieron al recorrido que terminó en el parque central de Niquinohomo.

A raíz de la muerte de al menos 45 personas en las manifestaciones contra el Gobierno, muchos nicaragüenses han separado el "sandinismo" de la figura de Ortega, a quien ahora comparan con el dictador Anastasio Somoza Debayle, derrocado en 1979 por la revolución popular sandinista.

Niquinohomo era considerado un santuario del sandinismo, sin embargo, desde que empezó la crisis sus pobladores afirman que son "sandinistas, pero no orteguistas".

Nicaragua atraviesa una crisis que hoy cumple 18 días debido a multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del presidente Ortega, iniciadas por reclamos a la reforma de la seguridad social y que continuaron a pesar de que el mandatario revocó su decisión debido a las múltiples muertes causadas por la represión.

Estudiantes denuncian que Gobierno pretende criminalizar las protestas

El Movimiento Estudiantil 19 de Abril, formado por universitarios que protestan contra el Gobierno de Daniel Ortega, denunció hoy que el Poder Judicial acusó a tres jóvenes que apoyan sus manifestaciones como "coautores directos del delito de conspiración para ejecutar motín".

En una declaración pública, ese Movimiento indicó que la jueza penal del municipio de Jinotega (norte), Diana Jarquín, citó a los ciudadanos Enrique García Centeno, Kenneth Altamirano y Andy Josué Herrera para responder por ese presunto delito "en perjuicio del orden público del Estado de Nicaragua".

"Se quiere neutralizar y criminalizar el derecho a la protesta cívica contra el régimen dictatorial de Daniel Ortega", señaló ese Movimiento.

"Si no mantenemos las protestas pacíficas uno a uno nos irán metiendo presos o peor aun, matándonos", advirtió ese grupo.

El Movimiento Estudiantil 19 de Abril pidió al pueblo de Jinotega no dejar solos a los tres acusados, que deberán comparecer ante la judicial el próximo miércoles 9 de mayo, día en que ese grupo convocó a una marcha nacional.

El Ministerio Público solicitó este sábado archivar esa causa contra los tres jóvenes.

Ahora queda esperar que la jueza ordene el archivo de la causa a petición del fiscal auxiliar departamental Sergio Delgado Meza.

El Movimiento Estudiantil 19 de Abril ha convocado a una manifestación el próximo 9 de mayo, que tendrá como punto de partida los alrededores de la Catedral de Managua con el lema "Por la Justicia y la Democratización de Nicaragua".

Además, ha invitado a participar a todos los sectores para esa marcha.

Nicaragua atraviesa una crisis que hoy cumple dieciocho días, debido a multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del presidente Ortega, que iniciaron por reclamos a unas medidas de seguridad social y continuaron a pesar de que el mandatario revocó su decisión, debido a las múltiples muertes causadas por la represión.

Desde que comenzaron las protestas hace más de dos semanas, los enfrentamientos violentos que se produjeron en Nicaragua dejaron al menos 45 muertos, la mayoría entre el 18 y el 22 de abril pasado, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), mientras que otras organizaciones humanitarias elevaron a 63 los fallecidos.

Nicaragua está pendiente del comienzo del diálogo que protagonizarán el Gobierno y el sector privado, con la Conferencia Episcopal (CEN) como mediadora, aunque todavía no se ha establecido una fecha para su celebración.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas