QUITO.- El jefe de la delegación del Gobierno colombiano en los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), Juan Camilo Restrepo, se mostró este viernes satisfecho, "en líneas generales", por el cumplimiento del cese al fuego y de hostilidades en el primer mes de vigencia.

Para la delegación del Gobierno colombiano ese cese ha sido hasta ahora "satisfactorio", según un comunicado en el que, no obstante Restrepo apunta que les "sigue preocupando grandemente la situación del Chocó".

Reiteró el convencimiento de que el cumplimiento del cese al fuego bilateral representa "un enorme" alivio humanitario para las comunidades más afectadas por el conflicto armado.

Y añadió que hechos como el "condenable homicidio del gobernador indígena Aulio Isarama Forastero, cuya autoría reconoció el Frente de Guerra Occidental, NO se pueden volver a registrar".

"Tampoco casos como el secuestro de Jhon Eriberto Isarama Forastero ni del ciudadano William Balmaceda Neira -liberado en el municipio de El Carmen- por la Fuerza Pública", indicó.

Expresó la esperanza de que "la solicitud de perdón, compromiso de verdad y ejercicio de reflexión a los que se comprometió públicamente la mencionada estructura del ELN aseguren la NO repetición de este tipo de delitos", indica el comunicado.

Apuntó que este jueves, la agencia OCHA de Naciones Unidas denunció el desplazamiento forzado que ha tenido lugar en los últimos días dentro de la comunidad Embera por coacciones y hostigamientos de que ha sido víctima.

Restrepo añadió que el asesinato del gobernador indígena ha generado un entendible malestar y repudio entre las comunidades indígenas del Chocó y también en la opinión pública.

Indicó que hacen votos para que las excusas públicas que ha presentado el Frente de Guerra Occidental del ELN sobre este episodio del gobernador indígena se traduzca en un compromiso "rotundo de NO repetición como lo requiere, no solo el cumplimiento del espíritu del Acuerdo de Cese al Fuego sino el respeto a los más elementales postulados del Derecho Internacional Humanitario".

Restrepo reiteró la importancia de la presencia de un delegado del frente de Guerra Occidental del ELN en la Mesa Pública de Conversaciones e insistió en la necesidad de que el ELN nombre enlaces locales en territorio para seguir fortaleciendo los mecanismos de coordinación y prevención del Mecanismo de Veeduría y Verificación.

El Gobierno colombiano y el ELN comenzaron el pasado 7 de febrero en la capital ecuatoriana, Quito, un diálogo encaminado a terminar con el enfrentamiento que han mantenido durante más de 52 años.

El proceso que cuenta con el apoyo de cinco países garantes: Brasil, Cuba, Chile, Noruega y Venezuela.

Hasta la fecha, el mayor avance alcanzado ha sido el acuerdo de cese del fuego bilateral, que se extenderá hasta el 9 de enero.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario