Jair Bolsonaro estaría tomando posesión de la presidencia de Brasil el 01ENE19 según indican los resultados de todas las encuestas públicas realizadas después de la primera vuelta electoral del 07OCT18.

Las votaciones del primer domingo de octubre, en las cuales se medían 13 candidatos, confirmaron el extremo nivel de polarización política existente en Brasil, la cual quedó dibujada en el 46,03% de los votos recaudados por Bolsonaro contra el 29,28% obtenido por Fernando Haddad, el candidato de Lula da Silva. La segunda vuelta electoral presidencial está prevista para el 28OCT18.

****

A media mañana del lunes 08OCT18, pocas horas después de conocerse los resultados de las votaciones en Brasil, el candidato Fernando Haddad visitó el edificio de la Superintendencia de la Policía Federal en la sureña ciudad de Curitiba, para sostener su usual reunión de los lunes con Lula da Silva. A su salida del edificio, Haddad no ofreció sus acostumbradas declaraciones a la prensa ante el edificio donde permanence preso su jefe político. El candidato prefirió esta vez hablar con la prensa en un alejado local de su partido. Al día siguiente, la presidente del partido PT, la senadora Gelisi Hoffmann, anunció que por instrucciones de Lula, el candidato Haddad no visitaría al expresidente preso durante las semanas faltantes para la segunda vuelta de las elecciones. La estrategia comunicacional buscando que el poco conocido Haddad heredara automáticamente la votación teórica de Lula no funcionó. De hecho, a medida que transcurrió la campaña, el rechazo de los encuestados contra Haddad comenzó a subir hasta alcanzar el 38% el día antes de las elecciones. El desprestigio del partido de Lula impactó severamente en las cuentas de Haddad quien perdió en distritos tradicionalmente petistas como São Bernardo do Campo en el estado de São Paulo, cuna obrera del PT, donde Bolsonaro obtuvo 46% de los votos contra 22% del candidato de Lula.

La más notoria de las derrotas del PT fue la recibida por la exmandataria Dilma Rousseff quien procuró una silla en el Senado Federal por el estado de Minas Gerais. Rousseff logró solo el 15% de los votos viendo fracasar su intento de revestirse con privilegios judiciales como parlamentaria. La derrota de Rousseff en las urnas abriría las puertas para su enjuiciamiento por corrupción en algunos casos que ya están ventilándose en tribunales.

****

La agenda de la reunión del Consejo de ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea, a celebrarse el 15OCT18, en Luxemburgo, incluye el “tema Venezuela”. La reunión, que contará con la participación del alto comisionado de la ONU para los refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, y del director general de la Organización Internacional de Migraciones, OIM, Antonio Vitorino, deberá tratar las “respuestas europea e internacional a la crisis migratoria y la situación de los refugiados venezolanos”. Grandi podrá transmitir a la audiencia sus impresiones de primera mano sobre la crisis migratoria venezolana luego que realizar una gira por Colombia, Perú y Ecuador que lo llevó incluso a la zona fronteriza colombiana con Venezuela para supervisar las operaciones de ACNUR en el sitio.

Pero el epicentro de la conversación en Luxemburgo sobre Venezuela debería centrarse “en encontrar maneras de reiniciar el proceso político en este país, en particular colaborando con los actores regionales e internacionales”. Según Federica Mogherini, alta representante para la Política Exterior de la Unión Europea, en la reunión del 15OCT18 se explorarán medidas para “abrir el camino para el diálogo político” en Venezuela. A nivel del “Grupo de Consejeros de Relaciones Exteriores” ya estaría circulando un texto con la propuesta de Mongherini para “modificar la Decisión 2017/2074 relativa a medidas restrictivas habida cuenta de la situación en Venezuela”, según un documento oficial de la UE. El “Grupo de Consejeros de Relaciones Exteriores” tiene previso reunirse a media mañana del 15OCT18, en paralelo a la reunión de ministros, para considerar los textos sobre Venezuela.

****

Mongherini, con el apoyo de los gobiernos socialistas de Portugal y España, estaría promoviendo una reorientación de la política europea hacia el régimen chavista, según varias fuentes consultadas en Madrid y Ginebra. El 09OCT18, Mongherini fue recibida por el primer ministro portugués, António Costa, con quien analizó el caso venezolano. Costa se habría comprometido a encabezar una iniciativa para promover el “diálogo” en Venezuela, sin que existan muchas precisiones sobre esa propuesta. En medios diplomáticos corre la versión sobre la oposición que los gobiernos de Alemania y Francia estarían presentando a lo que temen se trate de un “ablandamiento” de la línea de la UE ante el regimen chavista.

La Decisión 2017/2074 cuya modificación estaría bajo consideración de las cancillerias europeas es la que ordena a los países miembros de la UE imponer “medidas restrictivas específicas a determinadas personas físicas y jurídicas responsables de graves violaciones o abusos de los derechos humanos o de actos de represión contra la sociedad civil y la oposición democrática, y a personas, entidades u organismos cuyas acciones políticas, o actividades, suponen un menoscabo de la democracia o el Estado de derecho en Venezuela, así como a las personas, entidades y organismos asociados con ellas”.

**

La continuidad como presidente del gobierno español del socialista Pedro Sánchez depende en mucho del respaldo del partido Podemos, aliado y beneficiario del régimen chavista y del gobierno de Irán. En medios políticos madrileños se da como un hecho que los acuerdos no escritos entre Pedro Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, incluyen una reorientación de la línea diplomática española ante Venezuela, en lo cual el gobierno socialista se muestra igualmente interesado.

El ministro de relaciones exteriores español, Josep Borrell, expuso el 16JUL18 la posición del gobierno de Pedro Sánchez hacia Venezuela y, en general, hacia los gobiernos del eje castrochavista. España “no va a abanderar la línea dura de las sanciones cada vez que haya un problema en Latinoamérica”, advirtió Borrell durante una reunión de cancilleres europeos y latinoamericanos en Bruselas, durante la cual sostuvo la primera de una serie de encuentros que el español ha mantenido desde entonces con el canciller de Nicolás Maduro. Argumentaba Borrel que “no querríamos repetir lo que pasó con Cuba, que abanderamos la línea dura y cuando llegó el deshielo lo lideró el francés Hollande". Antes de iniciar su gira que lo llevó a Bolivia, Colombia, Chile y Costa Rica a finales del pasado mes de agosto, Sánchez afirmó que buscaba mostrarse ofreciendo tratamiento similar a todos los gobiernos latinoamericanos. El actual gobierno socialista español se muestra ansioso por abrir negocios en Latinoamérica y no oculta su deseo de servir de intermediario entre empresas españolas y los gobiernos de Bolivia y Cuba. Una de las tareas prioritarias asignadas por Sánchez a su cancillería fue tender puentes hacia el régimen cubano y exponer su deseo de visitar La Habana. Si bien Sánchez ha criticado al gobierno de Maduro, al cual calificó como “no democrático”, el anterior activismo del gobierno español de Mariano Rajoy sobre la crisis venezolana ha sido reemplazado por una política de conciliación hacia los regímenes de La Habana y Caracas. Ahora, pareciera que el gobierno del PSOE intenta torcer la política de sanciones que Europa mantiene hacia altos jerarcas del régimen chavista. Fuentes madrileñas aseguran que existe un alto rechazo europeo a la orientación de los socialistas.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas