RIO DE JANEIRO.- Tres partidos de izquierda de Brasil anunciaron hoy la formación de un frente opositor al presidente electo del país, el ultraderechista Jair Bolsonaro, pero sin la participación del Partido de los Trabajadores (PT), el principal derrotado en las elecciones presidenciales del domingo.

El bloque opositor de la izquierda en el Congreso estará integrado por el Partido Democrático Laborista (PDT), cuyo candidato presidencial, Ciro Gomes, fue el tercero más votado en la primera vuelta de las presidenciales; por el Partido Socialista Brasileño (PSB) y por el Partido Comunista do Brasil (PCdoB).

Se trata de las tres principales fuerzas de izquierda en Brasil después del PT, la formación liderada por el encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y en la que también milita la exmandataria Dilma Rousseff.

Bolsonaro fue elegido presidente el domingo pasado en la segunda vuelta de las presidenciales con cerca del 55 % de los votos válidos, frente al exministro de Educación Fernando Haddad, que sucedió a Lula como candidato del PT y recibió cerca del 45 % de los sufragios.

Los mencionados partidos optaron por crear su propio frente opositor luego de que el PT anunciara que "resistirá" al Gobierno de Bolsonaro y que probablemente rechazará cualquier proyecto de ley en el Congreso que presente la futura Administración, independiente de que interese o no al país.

El nuevo bloque, en cambio, promete una "oposición constructiva y afirmativa" al ultraderechista, por lo que sus 69 parlamentarios podrán aprobar o rechazar las propuestas de Gobierno cuando Bolsonaro asuma su mandato, el 1 de enero próximo.

"Reconocemos la legitimidad de Bolsonaro, que fue elegido con 57 millones de votos. No nos vamos a oponer a todo. Vamos a trabajar para que Brasil pueda salir de la actual crisis pero sin permitir que se retiren otros derechos fuera de los ya retirados en los dos últimos años", afirmó el vocero del PDT en la Cámara Baja, André Figueiro.

El parlamentario agregó que el PT, que tendrá la primera minoría en la Cámara de Diputados a partir de febrero, con 56 diputados, podrá juntarse si lo desea al frente de izquierda en las votaciones pero sin formar parte del bloque.

El vocero del PCdoB, el diputado Orlando Silva, afirmó que los tres partidos pretenden dialogar permanentemente para construir propuestas que sean alternativas.

"La lógica liberal del Gobierno Bolsonaro tendrá en nuestros partidos un combate decisivo. Brasil necesita de alternativas para superar su grave crisis", afirmó el dirigente del PCdoB, partido que en los últimos años ha sido el más firme aliado del PT y al que pertenece Manuela D'Ávila, que fue compañera de fórmula de Haddad como candidata a vicepresidente.

"Consideramos que en este momento es necesario adoptar algo más que una actitud de confrontación. El Legislativo tiene que unirse en torno a una agenda con propuestas y sumar a todos los que están en la oposición", afirmó el vocero del PSB, diputado Tadeu Alencar.

Según las cuentas de Ciro Gomes, Bolsonaro contará con el apoyo de 175 de los 513 diputados de la Cámara que asumirá en febrero y los partidos de izquierda, sin el PT, cuentan con unos 70 legisladores pero pueden llegar a integrar un bloque de 120 legisladores con el apoyo de disidentes de formaciones de centro.

Según el excandidato presidencial, además de ejercer oposición a Bolsonaro, el nuevo bloque podrá funcionar como un "guardián de las instituciones y de la democracia para proteger los intereses nacionales y los derechos de las clases más pobres".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas