jueves 15  de  febrero 2024
VENEZUELA

María Corina Machado rechaza negociar antes de las primarias

María Corina Machado, quien tiene la primera opción de triunfo para la primaria de la oposición, volvió a cuestionar el diálogo con el régimen

CARACAS/ESPECIAL. - Hace 8 meses se suspendió la negociación entre el régimen de Nicolás Maduro y los representantes de la Plataforma Unitaria, después de que los integrantes del grupo negociador del gobierno venezolano condicionaran la reanudación de las conversaciones a la concreción del acuerdo firmado para crear un fondo humanitaria de 3.000 millones de dólares para atender la emergencia humanitaria compleja que sufre el país.

La reanudación de las conversaciones fue uno de los temas bilaterales de la reciente cumbre entre los países de la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en donde se abogó para que las partes regresaran a la negociación. Sin embargo, no todos los integrantes de la oposición venezolana avalan este tipo de iniciativa.

María Corina Machado, quien tiene la primera opción de triunfo para la primaria de la oposición, volvió a cuestionar este tipo de proceso, del que ha dicho que, de ganar la primaria, sustituirá a todo el grupo negociador, y planteará un nuevo proceso en donde se aborde realmente la salida de Maduro del poder.

Aunque en un comunicado conjunto la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe alentaron al Gobierno y a la oposición de Venezuela a entablar un diálogo "constructivo" que facilite un acuerdo entre ambas partes de cara a las elecciones de 2024, el exhorto no fue compartido por la organización de Machado.

A través de un comunicado de prensa, los integrantes de Vente Venezuela explicaron que en el pronunciamiento en conjunto no se reflejó el interés por “los Derechos Humanos, la libertad individual y la democracia representativa como valores absolutamente esenciales”.

Vente alertó a los países que participaron en la cumbre que “ninguna discusión económica o esfuerzo de integración puede darse sobre la base de que con estos regímenes (en alusión a Cuba, Nicaragua y Venezuela) es posible avanzar en esa dirección. Mucho menos, obviando a sus víctimas y a quienes sufrimos las consecuencias de enfrentarlos”.

Vente exigió a la UE y a la CELAC “un compromiso explícito con la liberación de más de 1.400 presos políticos que constantemente son sometidos a torturas o tratos crueles y degradamos en Cuba, Nicaragua y Venezuela”, al tiempo que demandaron “toda la cooperación y acciones necesarias para impulsar la realización de elecciones libres y transparentes en estos tres países, con todo lo que ello implica y las garantías necesarias para que tengan éxito.

Los esfuerzos internacionales para reanudar el diálogo en México no se limitan a la Cumbre UE-CELAC.

El pasado viernes representantes de Brasil y Estados Unidos abordaron "la situación de Venezuela" en una reunión en Brasilia. Por el lado estadounidense participó la subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos, Victoria Nuland, quien está de visita en la capital brasileña para discutir temas "prioritarios" de la agenda "global y regional".

Nuland mantuvo un encuentro con la secretaria general de Exteriores de la Cancillería brasileña, María Laura da Rocha, con la que habló sobre "asuntos bilaterales" y "cuestiones regionales", entre ellas "las situaciones en Haití y Venezuela".

Coincidiendo con el encuentro, el presidente de Brasil explicó que el régimen de Maduro y la oposición en Venezuela están “cansados” de “pelear” y quieren “encontrar una solución” que pasa por pactar las condiciones y la fecha de las elecciones y a partir de ahí que caigan las sanciones “absurdas” de Estados Unidos.

En relación con el encuentro que mantuvo junto a los presidentes Macron, Petro, y Alberto Fernández, con la vicepresidenta de Venezuela Delcy Rodríguez y el jefe del grupo negociador de la Plataforma Unitaria Gerardo Blyde, Lula señaló: “la situación en Venezuela se resolverá cuando los partidos y el Gobierno pacten la fecha electoral y las reglas para esa cita con las urnas (…) Y una vez lo consigan, el siguiente paso sería alcanzar “el compromiso de que empiecen a caer los castigos impuestos por Estados Unidos, sanciones absurdas en las que Venezuela ya no puede hacer frente a su dinero que está en los bancos de otros países.”

Según Lula, toda “la gente que estuvo allí se fue contenta con el resultado de la reunión. Me gustó la reunión. No esperaba resultado. Esperaba que la gente entendiera que la solución a los problemas de Venezuela es asunto del pueblo venezolano”.

Lula sostiene que existe “un cúmulo de circunstancias que le llevaron a concluir que el Gobierno y la oposición en Venezuela están próximos a conseguir un acuerdo. Porque luchas un mes, dos meses, tres meses, dos años, tres años, cuatro años, pero toda la vida… Así que creo que estamos llegando allí”.

Condiciones por sanciones

Los presidentes de Francia, Colombia, Brasil y Argentina, y el alto representante de la Unión Europea, Josep Borrell, emitieron un comunicado conjunto en el que instaron a la reanudación de las negociaciones entre el régimen de Maduro y la Plataforma Unitaria para que se produzca “una negociación política que conduzca a la organización de elecciones justas para todos, transparentes e incluyentes, que permitan la participación de todos aquellos que así lo deseen de conformidad con la ley y los tratados internacionales vigentes, con apoyo internacional. Este proceso debe ir acompañado del levantamiento de las sanciones de todo tipo, con miras a su levantamiento total”.

Sin embargo, reiteradamente Machado ha insistido en que las sanciones son una "herramienta de negociación" muy importante frente al régimen de Maduro, a la vez que advierte que el liderazgo opositor debe legitimarse en la primaria “para poder tener éxito en una mesa de diálogo”.

En un foro organizado por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), un think thank con sede en Washington DC, Machado desestimó al proceso que se trata de reanudar en México como el espacio idóneo para la negociación.

"No creo que México sea la mesa efectiva por muchas razones -explicó Machado- Primero porque la gente no se siente representada por los que están sentados en esa mesa en su nombre, y esa es una de las razones por las que se necesitan con tanta urgencia la primaria. Necesitamos una dirigencia legítima que cuente con el apoyo del pueblo venezolano, y el pueblo venezolano sentado en la mesa significaría una amenaza creíble para el régimen”.

Machado insiste en “el régimen no tiene incentivos para nada y no han hecho nada, no han dado nada. Han recibido muchas cosas en estas 15 iniciativas de diálogo anteriores, pero no han dado nada. Entonces sé que cinco meses, que es el tiempo que tenemos de aquí a las primarias, puede parecer mucho tiempo para muchos, pero no creo que haya posibilidad de una negociación exitosa antes de que logremos tener ese liderazgo".

Sin la exclusividad

En su más reciente informe de coyuntura, la firma Carpe Diem analiza los posibles escenarios que pueden derivar de la presumible victoria de Machado en la primaria. En este sentido, explican que aún no existen evidencias de que EEUU y la Unión Europea otorguen a Machado la exclusividad de la interlocución con la oposición, como ocurrió en el pasado con Juan Guaidó.

No obstante, advierten que de ganar la primaria Machado será un actor que tendrá suficiente legitimidad para imponer vetos a estrategias políticas y electorales que no se adecuen con su estrategia.

Sin ánimo de romper la negociación

Según Michael Penfold, profesor de Economía Política y Gobernanza en el Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA) “hay algo muy curioso políticamente en Venezuela que ha pasado desapercibido. Maduro actúa para hacer ver que está dispuesto a cerrar aún más la arena electoral: las inhabilitaciones y la disolución del CNE van en esa dirección. La oposición muestra que está dispuesta a seguir adelante en las primarias sin CNE y aún con inhabilitaciones extendidas para movilizar a su base. Claramente ambos muestran sus alternativas. Sin embargo, ninguno muestra hasta ahora disposición a levantarse de la mesa de negociación.”

Aunque Penfold reconoce que “todo está estancado, van a Bogotá, Qatar, Bruselas o lo que venga, pero no quieren mostrar que ya están dispuestos a cerrar esa opción (…) Eso podría sugerir que ambos todavía ven más valor en un potencial acuerdo que en sus alternativas individuales. Eso no quiere decir que se materialice un acuerdo pronto pero contrario a lo que ocurrió en 2017, 2018 y 2019 nadie lo desecha rápidamente. Esa realidad es digna de análisis”.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar