Embed

CARACAS.- La junta directiva del Parlamento venezolano se reunió de emergencia, este jueves, para discutir la sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, Supremo), en la que dictamina que asumirá las competencias parlamentarias debido a la presunta persistencia del "desacato" del Poder Legislativo.

Te puede interesar

El presidente del Parlamento, Julio Borges, aseguró que la decisión del TSJ fue un estallido en la oposición y tildó la acción como un “golpe de Estado”.

"Yo le agradezco que por favor nos ayude a difundir en el mundo lo que aquí está pasando. Esto claramente es un golpe de Estado", solicitó Borges, según reseña Infobae.

En ese sentido, el diputado opositor Henry Ramos Allup, precisó que los diputados seguirán asistiendo al Parlamento y ejerciendo sus funciones. Además, resaltó que seguirán asistiendo a instancias internacionales para denunciar lo que está ocurriendo en Venezuela.

”No hay estado de derecho y una violación sistemática de la Constitución, no solo se han burlado de la soberanía popular, sino que han interpretado la Constitución contra su propio texto, aquí no hay separación de poderes”, sentenció.

Asimismo, el legislador insistió en que los venezolanos deben presionar para que en el país caribeño se realicen elecciones este año.

"Hoy Nicolás Maduro se quita la careta y se declara en dictadura ante este golpe a la Asamblea Nacional", tuiteó Voluntad Popular, partido del dirigente opositor encarcelado Leopoldo López, en rechazo a la sentencia emitida por el Poder Judicial.

El también dirigente opositor, Henrique Capriles, consideró que la sentencia es la última muestra de que "en Venezuela se ha roto el hilo constitucional y democrático".

"A la espera de la decisión que tomen los Diputados que no debe ser otra que defender el mandato que recibieron y la vigencia de la Constitución!", puntualizó en su cuenta de Instagram.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario