dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- El oriente de Cuba continúa siendo la región del país donde más se ensañan los cuerpos represivos del régimen contra quienes se le oponen. Así lo afirma John Suárez, director ejecutivo del Centro para una Cuba Libre, organización que tiene su sede en Washington, quien en declaraciones a DIARIO LAS AMÉRICAS aseguró que "los más altos índices de situaciones que vulneran las garantías fundamentales de la población se dan en la parte oriental de ese país caribeño, en donde –dicen las estadísticas– las autoridades al servicio del régimen son las “más represivas”.

Un reciente informe de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) sobre la violación de las libertades en Cuba, dejó en evidencia otra vez más una pésima calificación para quienes sostienen la dictadura, por la persistencia de las vulneraciones al derecho a la libertad, a la seguridad e integridad de la persona y a la protección contra la detención arbitraria, entre otros aspectos comunes en ese país.

Te puede interesar

Solo entre enero y noviembre de 2018 la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) –tal como está consignado en este reporte presentado la semana pasada en Miami–, registró 2.697 detenciones de opositores al sistema totalitario implantado en esa nación desde 1959. Los movimientos de las Damas de Blanco, la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Somos Más y el Frente Orlando Zapata Tamayo siguen siendo las organizaciones más afectadas.

De acuerdo con el testimonio de Suárez, quien hasta hace poco tiempo se desempeñó como director de programas de Freedom House para América Latina, institución que conduce investigaciones y promociona la democracia, la libertad política y los derechos humanos, la municipalidad cubana en donde se presentan más hechos de esta naturaleza es Santiago de Cuba, en el extremo este del país caribeño.

“Allí se han visto casos muy extraños, pero cada día más frecuentes de una represión feroz”, relató el activista, quien más adelante se refirió a una situación que sigue en la “impunidad” y es la muerte de Oswaldo Payá Sardiñas, quien junto al también opositor e integrante del movimiento Cristiano Liberación, Harold Cepero, falleció hace siete años en un accidente automovilístico ocurrido en oscuras circunstancias y del que los familiares de las víctimas culpan a agentes de la dictadura.

De acuerdo con el activista, lo que se está observando en esa parte de Cuba “no son casos aislados de un policía que se excede” frente a una circunstancia específica, sino un “plan concertado desde La Habana”, desde donde denominan “las esferas más altas del sistema”, para violar “sistemáticamente sus derechos a los cubanos”.

Según el reporte de la CIDH, los tipos penales más utilizados para la represión en la isla son acusaciones de atentado, desacato, peligrosidad social predelictiva, impago de multas, desorden público, resistencia o rebelión, y actividad económica ilícita. Con frecuencia –señala el informe anual de esa comisión–, estas “detenciones sumarias” serían acompañadas de “agresiones físicas y verbales”.

“Se acerca otra Primavera Negra”

Al respecto, el coordinador del movimiento Jóvenes por la Libertad de Cuba y subdirector del Partido Republicano de Cuba, en Bayamo, Juan Ariel Saldívar Reyes, afirmó que la persecución contra los opositores en esta zona lo lleva a pensar que se acerca otra etapa represiva similar a la denominada Primavera Negra, periodo de arrestos masivos ocurridos entre las fuerzas opositoras al régimen que fueron penetradas por informantes al servicio de la Seguridad del Estado, en el año 2003, con el fin de desarticularla.

Durante una entrevista vía telefónica con DIARIO LAS AMÉRICAS, Saldívar dijo que “lo que están haciendo ahora es hacernos citaciones a todos los opositores para leernos la ley 88, que es la Ley Mordaza [que castiga a quienes colaboren con los objetivos de la Ley Helms-Burton], una forma de amenaza para que dejemos nuestras actividades en las calles, como intentaron hacer ese año”.

El apresamiento de 75 opositores durante la Primavera Negra, ocurrido entre el 17 y el 19 de marzo de 2003, ha sido la mayor redada policial de la dictadura castrista cuando periodistas, médicos, ingenieros, economistas, obreros y campesinos fueron enjuiciados y 29 de ellos recibieron condenas de 20 o más años de cárcel, acusados de agresión a la “independencia” y colaboración a la “guerra económica” de Estados Unidos.

El activista, que en 2010 sufrió un desalojo de su vivienda y en 2017 fue objeto de un allanamiento en el que le robaron una computadora portátil, agregó que el aumento de la represión en esa parte de la isla se viene registrando a partir del referendo que aprobó una “nueva” Constitución, en febrero pasado. “Yo fui citado para el viernes pasado y no tengo pensado ir; que me busquen ellos”, aseveró.

Saldívar también hizo alusión al reciente encarcelamiento de un carretillero [vendedor ambulante], que identificó como Misael Espinosa Puebla, por el hecho de negarse a supuestamente obtener una licencia para ejercer el trabajo del que devenga el sustento diario.

“Ese fue el regalo del Día de los Padres que le hizo este régimen opresor a un hombre de 60 años, que tampoco está de acuerdo con lo que pasa en este país, y que hoy está en la parte nueva de la prisión de Las Mangas, aquí en Bayamo”, explicó.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas