sábado 10  de  febrero 2024
ELECCIONES

Ortega busca consolidar el control político en regiones del sur de Nicaragua

El observatorio electoral ciudadano "Urnas Abiertas" denunció un clima de ilegalidad e intimidación por parte del régimen de Daniel Ortega

Por ODRA CAMPERO

MANAGUA.- Nicaragua se encuentra en vilo ante las próximas elecciones en las Regiones Autónomas del Caribe Sur y Caribe Norte, donde el dictador Daniel Ortega y su partido, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), buscan consolidar su control político absoluto en un intento por expandir su influencia en los últimos bastiones aún no conquistados por el oficialismo.

Adicionalmente, el arresto de líderes opositores y la suspensión del partido indígena Yatama han elevado la tensión en la región, generando preocupaciones sobre la imparcialidad del proceso electoral. En ese sentido, el observatorio electoral ciudadano "Urnas Abiertas" denunció un clima de ilegalidad e intimidación que rodea estos comicios, marcando el terreno para una posible victoria del FSLN.

El arresto del veterano dirigente indígena Brooklyn Rivera y la condena de la diputada suplente Nancy Henríquez James, ambos vinculados a Yatama, plantean serias dudas sobre la transparencia del proceso electoral. La suspensión del partido Yatama, el principal representante de la población autóctona en la región, dejó un vacío político que podría beneficiar al FSLN.

Estrategia de Ortega

Con la eliminación de la oposición significativa en las regiones autónomas del sur de Nicaragua, Ortega busca replicar el modelo de control político que ha aplicado en otras partes del país. La estrategia no solo implica asegurar la victoria en las elecciones sino también obtener un dominio más firme sobre los recursos naturales de estas zonas, que por ley deberían ser administrados por los gobiernos locales.

Las tácticas denunciadas por "Urnas Abiertas" incluyen violencia política, militarización de territorios, detenciones arbitrarias y prohibiciones de actividades religiosas, todo diseñado para intimidar a la población de cara a los comicios. Ciudadanos que expresan intención de postularse enfrentan asedio policial, mientras el Consejo Supremo Electoral (CSE) niega la entrega de cédulas de identidad a personas identificadas como opositoras, según denuncias.

La comunidad internacional sigue con atención la situación en Nicaragua, expresando preocupaciones sobre la calidad democrática de las elecciones y el respeto a los derechos humanos.

FUENTE: Con informaciónde AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar