BOGOTÁ.- Los pilotos de la aerolínea Avianca que iniciaron una huelga el 20 de septiembre anunciaron que regresarán a sus trabajos el próximo lunes, tras la intermediación de la Defensoría del Pueblo de Colombia en el conflicto laboral.

La decisión fue adoptada después de que el defensor del Pueblo, Carlos Negret, pidiera a los pilotos que levantaran la huelga con el compromiso de su institución de intermediar ante la empresa para que no se apliquen sanciones disciplinarias.

La Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (ACDAC), a la que pertenecen unos 700 pilotos y copilotos que efectuaron la huelga, decidió levantar la protesta el jueves en la noche, tras lo cual redactó en la madrugada de un acuerdo con la Defensoría del Pueblo.

Avianca ha señalado que se reserva el derecho de aplicar sanciones contra los trabajadores que estuvieron en huelga. Sin embargo, aún se espera el fallo de la Corte Suprema de Justicia sobre la legalidad o ilegalidad del cese de actividades.

"La voluntad de negociación de los pilotos siempre ha estado y estará intacta, y confiamos en que la administración recapacite (...) Atendiendo el llamado del señor defensor y las garantías que él nos da, levantamos la huelga, pero mantenemos las peticiones que se traducen en condiciones de seguridad aérea y el fin de la discriminación laboral en el holding", dijo el presidente de la ACDAC, capitán Jaime Hernández.

El Ministerio de Trabajo convocó un tribunal de arbitraje, formado por un delegado de Avianca, uno de los pilotos y otro del Gobierno, cuyas decisiones serán de obligatorio cumplimiento por las partes. No obstante, ese órgano ha tenido problemas para conformarse por la renuncia de los representantes.

La ministra del Trabajo, Griselda Restrepo, dijo que la finalización de la huelga antes de que la Corte Suprema se pronuncie sobre su legalidad es un hecho positivo.

Los pilotos entraron en huelga después de que la empresa se negara a aceptar diversas exigencias contenidas en un pliego de peticiones presentado el 8 de agosto.

Los aviadores exigen a la empresa mejores condiciones laborales, entre ellas aumentos de los salarios para que sean equivalentes a los de otras aerolíneas internacionales.

El presidente de Avianca, Hernán Rincón, afirmó que la huelga es "ilegal" porque la aviación es un servicio público esencial que no puede ser paralizado.

En las primeras semanas de la huelga, cerca de 15.000 viajeros se vieron afectados cada día por la cancelación de vuelos. La aerolínea aplicó después un plan de contingencia para trasladar a Colombia aviones y tripulaciones de la sociedad comercial a la que pertenece, que fueron movilizados principalmente desde Brasil.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario