MANAGUA.- La Policía Nacional de Nicaragua anunció este que este miércoles brindará seguridad a una protesta contra el Gobierno de Daniel Ortega, la primera que resguardará desde el inició de una crisis que ya dejó al menos 47 muertos.

"La Policía Nacional garantizará la protección y seguridad de la marcha, así como la regulación del tránsito, de conformidad a nuestra Constitución Política y leyes de la República", comunicó la institución en una nota de prensa.

Parte del sector privado dio la tarde libre a sus trabajadores para que puedan participar en la manifestación y diversos grupos de campesinos anunciaron su presencia, por lo que se espera una marcha multitudinaria en algunas de las calles principales del centro actual de Managua.

LEA TAMBIÉN: Hermano de periodista asesinado en Nicaragua señala a Policía por su muerte

La decisión de la Policía Nacional causó sorpresa en Nicaragua, ya que hasta ahora había actuado como un brazo represivo del Gobierno, según organizaciones como el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Tanto estudiantes universitarios, como familiares de las víctimas mortales y heridas durante las manifestaciones, han denunciado a los agentes policiales como supuestos responsables de los actos violentos, por supuestamente disparar con armas de fuego y proteger a las fuerzas de choque oficialistas, conocidas como "turbas".

El Cenidh responsabilizó directamente a la Policía Nacional bajo el argumento de que todas las víctimas fueron "ejecutadas" con disparos certeros en la cabeza, garganta o el pecho, a excepción de una agente que falleció por la explosión de un mortero artesanal.

En días recientes el Gobierno rechazó la presencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Asamblea Nacional conformó una Comisión de la Verdad, Justicia y Paz que ha sido criticada por estar compuesta por personajes afines a Ortega.

La marcha de este miércoles está programada para las 14:00 hora local (20:00 GMT).

Nicaragua atraviesa una crisis que llega a su día 22, a causa de multitudinarias manifestaciones que comenzaron con protestas en rechazo a unas reformas a la seguridad social y que continuaron a pesar de que Ortega revocó esos cambios, debido a la indignación por la represión.

Desde que comenzaron las protestas los enfrentamientos violentos han causado al menos 47 muertos, la mayoría entre el 18 y el 22 de abril pasado, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), mientras que otras organizaciones humanitarias elevaron a 63 el número de los fallecidos.

Nicaragua está pendiente del comienzo del diálogo que protagonizarán el Gobierno y el sector privado, con la Conferencia Episcopal (CEN) como mediadora, aunque todavía no se ha establecido una fecha para su celebración.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario