jueves 18  de  abril 2024
CRISIS

República Dominicana anuncia restricciones de vuelos con Haití

Haití se ha visto empeorada por la presencia de pandillas, que han sembrado terror y que ahora exigen la renuncia del primer ministro Ariel Henry

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

SANTO DOMINGO — Las autoridades dominicanas tomaron la decisión de suspender las operaciones aéreas entre República Dominicana y Haití, en respuesta al recrudecimiento de la crisis en el país vecino. Esta medida se produce después de que Haití declarara estado de emergencia y estableciera un toque de queda, debido a la fuga masiva de reclusos provocada por un ataque pandillero.

La Junta de Aviación Civil (JAC) anunció la suspensión inmediata de los vuelos de pasajeros y carga entre los dos países, invocando convenciones internacionales que permiten a los Estados restringir o prohibir temporalmente los vuelos sobre su territorio en circunstancias excepcionales o en interés de la seguridad pública.

La situación en Haití se ha visto empeorada por la presencia de pandillas, que han sembrado el terror durante meses y que ahora exigen la renuncia del primer ministro Ariel Henry. Este requería liderar el país hasta principios de febrero, según un acuerdo alcanzado tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse en julio de 2021.

Además de la restricción aérea, República Dominicana intensificó la presencia militar en sus fronteras terrestres con Haití, como parte de las medidas para hacer frente a la crisis en curso.

15.000 desplazados por la violencia

La reciente escalada de violencia en Haití obligó a aproximadamente 15,000 personas a abandonar sus hogares en Puerto Príncipe, según informó el portavoz de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, el martes en Nueva York.

Ante esta situación, los trabajadores humanitarios han comenzado a distribuir alimentos y otros productos esenciales en tres nuevos centros para refugiados, en un esfuerzo por brindar ayuda a los afectados.

El conflicto se intensificó cuando un grupo de pandilleros atacó y prendió fuego a un puesto de policía cerca del aeropuerto de la capital haitiana. Desde el jueves pasado, varias pandillas han llevado a cabo ataques coordinados contra objetivos estratégicos, incluidas dos prisiones en la ciudad.

Esta situación se produce en un contexto de profunda crisis política, humanitaria y de seguridad en Haití, considerado el país más pobre de América, desde el asesinato de Moïse.

Según la ONU, más de 8.400 personas fueron víctimas de la violencia de pandillas el año pasado, lo que representa un aumento significativo del 122% en comparación con 2022.

FUENTE: Con información de AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar