WASHINGTON.- La OEA sumó presión este miércoles sobre el gobernante Daniel Ortega, al aprobar una resolución que contempla "considerar todas las medidas posibles" en la búsqueda de salidas pacíficas a la crisis de Nicaragua, donde cientos de personas han muerto desde abril.

El texto de ocho puntos fue sometido a votación por el Consejo Permanente en sesión extraordinaria en Washington y obtuvo 19 votos a favor, cuatro en contra y nueve abstenciones. Las delegaciones de Dominica y Granada estuvieron ausentes.

La Organización de Estados Americanos (OEA) reafirmó con el documento su "enérgica condena por los actos de violencia, represión y violaciones a los derechos humanos" evidenciados por organismos internacionales en Nicaragua.

Además exhortó al Gobierno de Ortega "a que apoye un calendario electoral acordado conjuntamente en el contexto del proceso de Diálogo Nacional" y a que "cumpla con su compromiso de facilitar y brindarle la asistencia necesaria a la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos)".

La sesión, a la que no asistió el secretario general Luis Almagro, fue convocada por la presidenta del Consejo, Rita Hernández, a petición del Grupo de Trabajo creado hace más de un mes para dar seguimiento a la crisis.

El representante de Nicaragua y sus principales aliados, como Venezuela y Bolivia, no ocultaron el rechazo a la decisión del bloque al calificarlo una vez más de "injerencista".

Por el contrario, el embajador de Estados Unidos ante la OEA, Carlos Trujillo, aplaudió el texto al tiempo que condenó las recientes detenciones de opositores en el país. "Unas elecciones justas y transparentes son la única vía para la democracia y el pleno respeto de los derechos humanos" en Nicaragua, afirmó.

La CIDH ha calculado que unas 320 personas han muerto desde abril en Nicaragua. Otras ONG de derechos humanos elevan la cifra a 480, mientras que el Gobierno reconoce 198 fallecidos.

Consultado por dpa, el exvicecanciller nicaragüense Víctor Hugo Tinoco calificó la resolución como "sumamente positiva" y "un paso más hacia el completo aislamiento de Ortega a nivel mundial".

"Sin duda esto es un aliciente a la lucha del pueblo nicaragüense, porque en medio del sufrimiento y la represión diaria y constante, la comunidad americana nos están diciendo 'no están solos'".

Tinoco valoró el reciente llamado de Almagro a "asfixiar a la dictadura que se está instalando" en Nicaragua y no descartó que, a partir de esta resolución, países puedan aplicar nuevas presiones diplomáticas e incluso sanciones económicas al Gobierno de Ortega.

"El mensaje de la OEA a Ortega es clarísimo: debe cesar la represión y adoptar elecciones adelantadas en un diálogo nacional", opinó por su parte la ex comandante guerrillera Dora María Téllez.

Tanto Téllez como Tinoco son parte del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), formado hace 25 años por intelectuales y políticos que abandonaron el Frente Sandinista por disentir del liderazgo de Ortega.

La resolución también fue aplaudida por la opositora Alianza Cívica, que convocó a una nueva marcha el jueves en Managua bajo el lema "Vamos ganando, Nicaragua será libre" y en demanda de la excarcelación de más de 300 manifestantes y opositores presos.

En tanto, el Gobierno guardó silencio sobre la sesión de la OEA. En sus habituales declaraciones del mediodía, la vicepresidenta Rosario Murillo se refirió únicamente al aniversario de la independencia de Nicaragua y al sismo de magnitud 5,9 que estremeció al país este miércoles, sin causar víctimas.

Mientras, defensores de derechos humanos de Nicaragua anunciaron que viajarán a Ginebra para exponer el caso del país ante la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), ahora a cargo de la ex presidenta chilena Michelle Bachelet.

Alvaro Leiva, directivo de la ONG Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), dijo al canal 100% Noticias que fue invitado a asistir el viernes a una reunión con el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

También se reunirá con Bachelet, la próxima semana, el secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH, independiente), Marcos Carmona.

"Es un aliento que la nueva Alta Comisionada tenga ese compromiso de respeto a los derechos humanos", opinó Carmona, quien también participará en la sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas el 26 de septiembre en Nueva York.

Ortega ha expresado su intención de asistir al cónclave de la ONU, aunque no ha sido confirmado por el Gobierno.

En tanto, la embajada de Estados Unidos en Managua anunció que ha autorizado el retorno a Nicaragua de sus diplomáticos y familiares, aunque mantiene la situación de alerta 3 que recomienda a sus ciudadanos abstenerse de viajar a este país.

En una nota de prensa, la sede diplomática advirtió que "Nicaragua aún no ha regresado a la normalidad, debido a la campaña de violencia e intimidación del gobierno de Daniel Ortega".

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas