COLÓN, PANAMÁ.- Grupos de manifestantes salieron hoy a las calles de Colón, en el Caribe de Panamá, en el segundo día de una huelga general convocada por las fuerzas vivas de esa ciudad para exigir la mejora de los servicios básicos y la infraestructura.

Grupos de manifestantes pacíficos se encontraban en las esquinas del centro de la ciudad, donde casi todos los comercios están cerrados con la excepción de algunas panaderías.

El transporte público masivo no está funcionando este miércoles, cuando solo se pueden ver algunos taxis en las calles así como pocos vendedores ambulantes.

En la calle 16, la entrada de la ciudad, había varias decenas de manifestantes con banderas, mientras que cerca de un centenar de agentes estaban apostados en el lugar, sin registro de incidentes.

La relativa tranquilidad que ha marcado hasta ahora la jornada contrasta con la violencia desatada el martes, que dejó al menos 5 heridos y 35 detenidos, de acuerdo con los datos policiales.

Los disturbios y actos vandálicos, incluidos algunos saqueos, se registraron después de que finalizaron movilizaciones pacíficas convocadas por Frente Amplio de Colón (FAC), que se desmarcó de la violencia.

"Mente fría en este momento, cero vandalismo (...), mañana nos vemos aquí nuevamente a las 05:30 para las próximas acciones, el paro continúa por 24 horas más", afirmaba el martes el coordinador del Frente Amplio por Colón, Edgardo Voitier.

El Gobierno panameño atribuyó a "intereses políticos" contrarios a su gestión en Colón la acción de "grupos delincuentes" que desataron la violencia en la ciudad caribeña, que es sometida a un gran proyecto de renovación urbana que supone al menos 569 millones de dólares de inversión.

"Comprendemos la inconformidad de los ciudadanos que se sienten afectados por los trabajos del proyecto de Renovación en las 16 calles de Colón, y hemos estado como Gobierno siempre dispuestos al diálogo y ofreciendo mecanismos para mitigar estas afectaciones", indicó el Gobierno en un comunicado.

El Ejecutivo de Juan Carlos Varela reiteró su respeto por las manifestaciones pacíficas, que son una "parte importante de la democracia", por lo que, dijo, escucha "de cerca las voces de quienes protestan" y está dispuesto "a buscar los mecanismos necesarios para garantizar la paz como lo hemos demostrado hasta ahora".

Pero también alertó que el Gobierno "actuará de forma enérgica contra todos aquellos actos y personas que pongan en riesgo la convivencia de los colonenses".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas