martes 23  de  julio 2024
MIGRACIÓN MUNDIAL

Se vislumbra salida a crisis por inmigrantes cubanos

Representantes de Centroamérica y México decidieron este lunes que el próximo enero aplicarán un "ejercicio piloto de traslado humanitario" desde Costa Rica hacia El Salvador para que los migrantes puedan continuar su recorrido hacia Estados Unidos desde allí, en autobús

PANAMÁ.- dpa

Un primer "ejercicio piloto" de traslado humanitario de los miles de migrantes cubanos que permanecen en Costa Rica hacia México fue acordado este lunes por representantes de los países del Sistema de Integración Centroamericana (Sica) y México, informó una fuente oficial.

"Se acordó realizar un primer ejercicio piloto de traslado humanitario en la primera semana de enero", informó en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala, en cuya sede en Ciudad de Guatemala se celebró la reunión.

El informe oficial indica que para tal fin se conformó un grupo de trabajo que tendrá la responsabilidad de realizar las coordinaciones necesarias para este primer traslado.

Los países que se comprometieron a este primer "ejercicio piloto" advirtieron que esta acción es "para atender una situación coyuntural, que no se debe interpretar como un precedente en la región".

Asimismo, se informó que se convocará a la Conferencia Regional de Migraciones (CRM) para que aborde este tema en su integralidad.

En la reunión, convocada para abordar de manera conjunta la situación migratoria de los miles de migrantes cubanos varados en territorio costarricense, participaron representantes de Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá y México, así como de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

De acuerdo con el documento oficial, Guatemala reiteró su compromiso integracionista y su vocación humanitaria con la población migrante, en particular con los cubanos que se encuentran en Costa Rica, "hermano país al que deseamos apoyar en la solución de esta grave situación".

Costa Rica agradeció el apoyo de Guatemala al ser sede de la reunión y su contribución en la solución de esta crisis al igual que agradeció el apoyo de los otros países participantes en la reunión, señaló la nota oficial.

Ocho mil de los emigrantes cubanos están varados en Costa Rica. En la reunión, se acordó una salida ordenada y controlada vía aérea desde Costa Rica hacia El Salvador, y de allí por medio de autobuses hacia México, donde los inmigrantes proseguirán hacia Estados Unidos, según explicó una nota del Ministerio del Exterior costarricense.

Del beneficio quedarán excluidos nuevos inmigrantes que arriben a la zona limítrofe sur, para los que el gobierno costarricense suspendió las visas temporales a partir del sábado 19 de diciembre.

El domingo, el papa Francisco había llamado a los países centroamericanos a mostrar "generosidad" para resolver lo que consideró un problema humanitario. "Mi pensamiento se dirige, en este momento, a los numerosos migrantes cubanos en dificultad en América Central, muchos de los cuales son víctimas de tráfico de seres humanos", dijo Francisco al finalizar la oración del ángelus.

Por su parte, Cuba, el país emisor de inmigrantes, demandó este lunes una solución "rápida y adecuada" a la crisis. El ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, clamó porque una salida al problema contemple el bienestar de los migrantes, según declaraciones divulgadas por la agencia estatal Prensa Latina.

Tras la celebración de la reunión de Guatemala, la Cancillería costarricense dijo que "los cubanos migrantes saldrán vía aérea desde Costa Rica y hacia El Salvador. Una vez que lleguen a El Salvador se dirigirán hacia México en buses", explicó la nota oficial, que no precisó cuándo se iniciará la operación.

La Cancillería explicó que la coordinación entre los países "de paso" será constante para garantizar el éxito de la logística que se desarrollará.

"Ha concluido la reunión técnica en Guatemala, con resultados exitosos", añadió la nota oficial, tras señalar que algunos de los países participantes solicitaron "reserva y discrecionalidad" sobre el acuerdo, debido a que algunos aspectos técnicos deben ser "confirmados con las autoridades políticas y, principalmente, por la seguridad de las personas que iniciarán este tránsito".

"Esperamos que estos acuerdos se puedan materializar en un corto plazo", indicó el comunicado.

El gobierno costarricense advirtió al mismo tiempo que "no se tiene la capacidad de recibir y de dar visa de tránsito a más personas, por lo que esta solución es absolutamente excepcional para las personas que ya están en nuestro territorio".

En Costa Rica hay unos 8.000 inmigrantes cubanos varados a raíz de la crisis, agravada por la decisión de Nicaragua primero, y luego de Guatemala y Belice, de impedirles el tránsito por sus respectivos territorios. Se calcula que en Panamá deambulan al menos otros mil, que buscan llegar a la frontera con Costa Rica.

Todas estas personas salieron legalmente de Cuba hacia Ecuador, que hasta el 1 de diciembre no les exigía visa de ingreso. En ese país se contactaron con bandas de traficantes de personas que les prometían llevarlos hasta Estados Unidos, su destino final, a cambio de fuertes sumas de dinero.

El desmantelamiento en Costa Rica el 10 de noviembre de una banda de "coyotes", como se les conoce a esos traficantes, desencadenó la oleada de migrantes al quedar a la deriva entre Ecuador, Colombia y Panamá.

300 cubanos a hoteles 

Unos 300 cubanos que están varados en la zona de Paso Canoas, en la frontera de Panamá con Costa Rica, se mudaron este lunes de albergues temporales a un hotel cercano que les gestionó el Gobierno panameño.

El hotel, localizado a unos 50 metros de Paso Canoas y que no estaba en uso, alojará a la totalidad de 759 isleños que se encuentran en esa zona fronteriza desde el pasado 18 de diciembre, cuando Costa Rica cerró su frontera por considerar que los rebasaba la acumulación de unos 8.000 cubanos en su territorio.

El encargado del hotel, no identificado, dijo a periodistas que solamente falta comprar unos colchones para terminar de acondicionar el alojamiento.

Algunos de los cubanos, que tienen por destino final Estados Unidos, reaccionaron con alegría a la decisión de trasladarse.

Pedro González Herrera, procedente de La Habana, dijo a Efe que la medida es "muy importante" porque hasta ahora habían estado a la intemperie.

"Ahora mejoramos porque nos han cambiado de lugar y creo que nos vamos a sentir mejor porque estaremos bajo techo y con unas mejores condiciones", afirmó González Herrera.

Yovanka Montenegro, por su parte, señaló a Efe que el cambio de lugar ha sido "bastante positivo", y que ella y los otros isleños están agradecidos por el apoyo que están recibiendo.

Montenegro añadió que con esta ayuda que les están suministrando no solamente les están cuidando la salud, sino también su protección y seguridad personal.

Luego de este primer grupo de 300 personas, las demás irán dejando los albergues temporales en iglesias católicas y evangélicas en los próximos días.

El Gobierno panameño anunció la reubicación de los cubanos tras una visita al área de una comisión gubernamental.

LEA TAMBIÉN: 

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar