martes 11  de  junio 2024
SUCESOS

Viuda de turista ruso fallecido en Cuba cree que intercambio de cuerpos fue intencional

Tatiana Neroeva sospecha que su esposo murió de manera violenta en Cuba y que el intercambio de cuerpos fue para encubrir pruebas del presunto asesinato

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

MOSCÚ.- La viuda de un turista ruso que murió en Cuba y cuyo cuerpo fue enviado por error a Canadá, expresó sus dudas sobre la versión oficial de los hechos y planea realizar pruebas para determinar la verdadera causa de su muerte.

Según reseña Diario de Cuba, Tatiana Neroeva confirmó, al medio ruso RT, que un análisis de ADN realizado al cadáver en Canadá verificó que se trataba de su esposo. Según Neroeva, las autoridades prometieron que el cuerpo sería repatriado a Cheliábinsk a finales de mayo.

Neroeva sospecha que su esposo murió de manera violenta y que el intercambio de cuerpos no fue un error, sino un acto deliberado para encubrir pruebas del presunto asesinato. Cree que por esta razón, recibieron el cadáver de un canadiense en lugar del de su esposo.

El esposo de Neroeva viajó a Cuba en marzo. Desapareció el primer día tras salir a cambiar dinero, y posteriormente la familia fue notificada de su muerte. Anna Neroeva, hija del fallecido, denunció que enterraron el cuerpo equivocado y que las diferencias físicas fueron justificadas por los sacerdotes durante el funeral.

Días después, la embajada canadiense contactó a un amigo del fallecido, revelando que el cuerpo de un canadiense había sido enviado a Cheliábinsk y que el cadáver del esposo de Neroeva estaba en Canadá.

Este incidente se dio a conocer cuando la familia de Faraj Allah Jarjour, un turista canadiense fallecido en Cuba, denunció haber recibido un cuerpo que no correspondía a su ser querido. Eventualmente, el cuerpo de Jarjour fue localizado en Rusia.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, se disculpó con las familias afectadas y calificó el incidente como un "desafortunado error". Según TVA Nouvelles, el régimen cubano reembolsó 10.000 dólares a la familia Jarjour por los costos de repatriación.

Jarjour falleció el 22 de marzo de un ataque al corazón mientras nadaba en un balneario cubano. Su cuerpo permaneció en la playa durante ocho horas debido a la ausencia de socorristas y personal médico en el hotel. La familia, frustrada por la falta de apoyo, criticó a ASISTUR, la compañía de seguros cubana responsable de la entrega del cuerpo, y lamentó la falta de protección para los turistas canadienses en Cuba.

FUENTE: Diario de Cuba / RT / TVA Nouvelles

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar