MIAMI – Los invitados de “honor” al acto de investidura de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo están vinculados al terrorismo, la corrupción y a sistemáticas violaciones de derechos humanos, una acción desafiante hacia la comunidad internacional y un indicador del rumbo por el que el líder sandinista conduce al país que ya se enfrenta a un escenario de aislamiento tras los últimos comicios, previamente manipulados.

“Lo que había en ese acto de investidura ilegal e ilegítima era un ramillete de terroristas como Nicolás Maduro, Miguel Díaz-Canel, y el iraní Mohsen Rezai”, sostiene el analista Carlos Fernando Carrillo Stern.

Te puede interesar

Mohsen Rezai, vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán, está circulado por la Interpol por ser uno de los implicados en el atentado terrorista contra la sede de la Asociación Mutual Israelí Argentina (AMIA), que dejó 85 muertos y más de 300 heridos en 1994. También es señalado de estar implicado en el atentado terrorista de la embajada israelí en Argentina, ocurrido en 1992, en el que perecieron 22 personas y más de 200 heridos.

¿Qué más hizo Rezai en Nicaragua?

El terrorista iraní llegó a Nicaragua un día antes de la investidura en un jet del régimen de Irán, registración EP-IGC, Falcon 900EX. La ruta que siguió el avión fue Mauritania-Venezuela-Nicaragua. Partió de Teherán el día 8 con destino a Mauritania, de ahí salió a Caracas el 9, donde permaneció varias horas antes de volar a Managua.

El funcionario iraní permaneció en Nicaragua cuatro días, el avión partió de Managua la noche del miércoles 12 hacia Irán, de acuerdo con registros de vuelos y siguió la misma ruta de retorno a Irán.

El diario Tehran Times describió la visita de Razain a Nicaragua como "una fuerte bofetada en la cara de los Estados Unidos".

El periódico de propaganda de la república islámica publicó que Rezai se reunió con el hijo de los Ortega Murillo, Laureano Ortega Murillo, asesor del régimen, con el ministro de Economía y el titular de Minas. La voz cantante por Nicaragua en el encuentro la llevó el hijo de Ortega.

De acuerdo con el diario, el objetivo del encuentro es “fortalecer la cooperación” en la industria petrolera y energética con Nicaragua.

Laureano Ortega y Rezai
Reunión entre funcionarios del régimen iraní encabezado por el terrorista Mohsen Rezai, vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán, y funcionarios de la dictadura sandinista dirigidos por Laureano Ortega Murillo, hijo de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Reunión entre funcionarios del régimen iraní encabezado por el terrorista Mohsen Rezai, vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán, y funcionarios de la dictadura sandinista dirigidos por Laureano Ortega Murillo, hijo de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Rezai se refirió al envío de gasolina a Venezuela, dijo que “la acción envía un mensaje a los gobiernos y naciones del mundo de que la era de presión y coerción contra otros países ha terminado”.

El propósito es burlar las sanciones de Estados Unidos contra la dictadura de Maduro designadas por corrupción, narcotráfico y violaciones a los derechos humanos.

La presencia del terrorista iraní ha causado alarma y rechazo. Argentina reaccionó a la presencia del alto funcionario y protestó ante la dictadura sandinista, que ignoró el reclamo.

Emanuele Ottolenghi, experto antiterrorista consultado por el diario La Nación, de Argentina, destacó que países, no solo los amigos de Irán como Mauritania y Venezuela permitieron el paso de Razai. Italia, Grecia, Turquía, Túnez y Argelia permitieron el uso de su espacio aéreo al avión que llevó a Rezai a Nicaragua.

“A los criminales y asesinos como Rezai no se les debe dar un pase gratis al jet set. Que Nicaragua y Venezuela, ellos mismos regímenes deshonestos, dirigidos por dictadores brutales, le están dando un pase libre. Todos los demás deben dar un paso adelante y asegurarse de que un fugitivo buscado enfrente la justicia”, subrayó el experto. Pero Rezai regresó a Irán sin contratiempos.

Otros expertos consultados por el diario Clarín, de Argentina coincidieron en que los prófugos de la justicia como el caso de Rezai, no viajan a cualquier país sino a los que les dan protección. Viajan con pasaporte oficial o diplomático y son figuras con poder en la República Islámica de Irán. De hecho, hasta fueron candidatos a presidente como el propio Rezai.

Otros “indeseables”

Otros de los asistentes a la investidura de Ortega fue el dictador de Venezuela, Nicolás Maduro por el que Estados Unidos ofrece una recompensa de 15 millones de dólares por informes que lleven a su captura, es acusado de narcoterrorismo y dar refugio al Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Maduro e iraní
El terorista Mohsen Rezai, vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán y el dictador Nicolás Maduro.

El terorista Mohsen Rezai, vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán y el dictador Nicolás Maduro.

El designado gobernante de Cuba Miguel Díaz-Canel, acusado de dar refugio a terroristas; y el presidente hondureño Juan Orlando Hernández, señalado de vínculos con el narcotráfico y cuyo hermano, el exdiputado Tony Hernández, fue condenado a cadena perpetua en Estados Unidos por drogas, formaron parte de los “invitados de honor” del régimen sandinista.

A esa lista se suman los expresidentes salvadoreños Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén, prófugos de la justicia por corrupción.

Los invitados de Ortega y sus nexos con Rusia y China evidencian el camino oscuro por el que Ortega pretende llevar a Nicaragua en el nuevo periodo presidencial.

“Borrón y cuenta nueva”

Acostumbrado a las amnistías, a que los crímenes del sandinismo queden en la impunidad desde 1979 y a continuar en la política, Daniel Ortega pidió “borrón y cuenta nueva”, al asumir su ilegal quinto mandato presidencial y cuarto consecutivo.

Kitty Monterrey, líder de Ciudadanos por la Libertad (CxL), dijo que “Nicaragua es una cárcel”, y que Ortega se ve sin alternativas y pretende regresar al 2017, a tiempos “cuando estaba muy cómodo antes de la rebelión de 2018, y no quiere darse cuenta de que eso es ya imposible”.

“La billetera venezolana se acabó, la economía se deterioró, la gente lo rechaza, un 84% se abstención ya incluye a parte de su base. Ortega quiere vender la ilusión de que China le va a resolver y China no resuelve, y Estados Unidos sigue siendo el principal aliado comercial de Nicaragua”, apuntó.

Para Monterrey adaptarse y volver a la “normalidad” que pretende el dictador, sería aceptar la ilegitimidad de Ortega que carga desde 2011. En ese año Ortega se reeligió a través de un acto de violación a funciones expresas del poder legislativo cuando la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, dominada por el sandinismo modificó la Carta Magna para que Ortega se pudiera postular a su segunda reelección, pese a que la Ley establecía solo la posibilidad a una reelección y no de manera consecutiva.

En 2014, la Asamblea Nacional dominada por el sandinismo reformó la Constitución y despejó el camino a Ortega para la reelección indefinida.

Economía

“La economía se va a continuar deteriorando, la migración va a continuar, quién va a querer invertir en un país aislado de todo el mundo donde los únicos amigos que tiene son precisamente los países que no son democráticos que ya sabemos son China, Rusia, Venezuela, Irán, Cuba por mencionar algunos”, dijo la opositora.

Monterrey cree en la capacidad de la unidad de los nicaragüenses, sobre todo de los que están dentro del país con prudencia e inteligencia.

“En medio de la difícil situación que se vive hay que seguir demandando la libertad de los presos políticos. Hay esfuerzos internacionales que se están haciendo, en el exilio debemos construir a ese tipo de presiones y sobre todo continuar exigiendo elecciones, no la farsa que se acaba de dar”, acotó.

Sanciones

Para el analista Carlos Fernando Carrillo Stern, Ortega se burla en las narices de la comunidad internacional “Reta como matón de barrio la seguridad regional y exhibe su osada garrulería frente a la pasividad y lentitud de la OEA”.

Y mientras la comunidad internacional busca una salida cívica al conflicto, “Ortega no muestra la más mínima voluntad de querer sacar a los presos políticos y muchos menos propiciar un cambio democrático o elecciones adelantadas; sin embargo, el secretario general Luis Almagro, propuso un plazo de extensión una vez que ya Ortega se ha investido, a pesar de que el organismo decreto que las elecciones y sus resultados eran ilegítimos. Hay formas de ir legitimando al régimen de forma pasiva, no han querido someter la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, ciertamente en parte por la correlación de fuerza, pero tampoco han querido ejercer acciones más contundentes”, dijo el analista.

Valoró que el nuevo periodo que usurpa Ortega va a estar marcado por tensiones y sanciones, desconocimiento internacional y diplomático, que podría desembocar con la suspensión de tratados comerciales con Estados Unidos y la Unión Europea por incumplimiento a la cláusula democrática establecida en esos acuerdos comerciales.

El experto considera que salir de la dictadura solo sería posible con presión internacional, sanciones, incluyendo acciones de fuerza.

@FloresJudith7
Jflores@diariolasamericas.com

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.89%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.74%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.37%
12720 votos

Las Más Leídas